Las empresas del Ibex reducen su deuda en más de 42.000 millones desde 2010

Las empresas del Ibex reducen su deuda en más de 42.000 millones desde 2010

19 agosto 2014, 08:35
Alice F
0
80

Las compañías no financieras del Ibex han realizado grandes esfuerzos en los últimos ejercicios para reducir la voluminosa deuda que acumularon durante los años de bonanza económica, con el objetivo de financiar adquisiciones, crecimiento orgánico e inversiones en nuevos proyectos. Desde el cierre de 2010, cuando el endeudamiento neto alcanzó cotas máximas, las grandes cotizadas españolas han rebajado su pasivo en más de 42.500 millones de euros, hasta cerrar el primer semestre de 2014 con 171.368 millones. El descenso en estos tres años y medio alcanza el 20%.

El saneamiento de los balances se ha apoyado en la venta de activos, la desconsolidación de filiales y el recorte del gasto y de las inversiones. El proceso ha ido parejo a una progresiva rebaja de los tipos de interés, que ha recortado los gastos financieros de las empresas y les ha permitido refinanciar deuda en mejores condiciones. Asimismo, grupos como Abertis, Iberdrola, Telefónica y Gas Natural han emitido bonos como alternativa al crédito bancario.

BAA

Las compañías que lideran el desapalancamiento son Ferrovial y Telefónica, que han recortado su pasivo en 14.200 millones y 11.800 millones, respectivamente. Las dos representan el 61% de la bajada de la deuda del Ibex desde final de 2010.

El grupo de construcción y servicios presidido por Rafael del Pino dio un espaldarazo al saneamiento de su balance en 2011, al rebajar su participación en la filial británica de aeropuertos BAA(actual Heathrow) por debajo del 50% y desconsolidar la deuda asociada, con lo que eliminó de un plumazo 14.500 millones del pasivo. Desde entonces, el endeudamiento de la empresa se mantiene en torno a los 5.000 millones.

Al mismo tiempo, la operadora Telefónica ha protagonizado un agresivo plan de desinversiones en los últimos ejercicios con la venta de la filial de atención telefónica Atento, de activos en Latinoamérica y las filiales de República Checa e Irlanda (esta última se cerró en julio y aún no se ha reflejado en el balance), con lo que ha rebajado su pasivo un 21% en tres año y medio, hasta 43.791 millones. Asimismo, la emisión, en los últimos meses, de “obligaciones perpetuas subordinadas por 1.750 millones, que se consideran instrumentos de capital” y “una generación de caja de 1.821 millones” han contribuido a aligerar el pasivo de Telefónica.

El grupo presidido por César Alierta, que sigue siendo la empresa más endeudada del selectivo, ha relanzado su apuesta internacional con una oferta de compra en acciones –que no aumentaría su deuda– por la filial brasileña de Vivendi (GVT) por 6.700 millones de euros, firma por la que también puja Telecom Italia.

Por volumen, hay que reseñar el recorte de entre 4.300 y 5.600 millones de deuda de Iberdrola, Sacyr y Gas Natural gracias a las desinversiones. A favor de Sacyr jugaron la venta del 10% de Repsol en 2011 y la desconsolidación de Vallehermoso a finales de 2013, que está en proceso de liquidación ordenada. Además, Iberdrola y Gas Natural tienen pendientes de cobro por el déficit de tarifa y otros pagos 1.325 y 591 millones, respectivamente.

ACS, Amadeus y Repsol

Desde finales de 2010 y medida en porcentaje sobresalen la caída superior al 40% del pasivo de ACS, Amadeus y Repsol (excluyendo a su participada Gas Natural, de la que prevédesprenderse).La constructora, que aún no ha presentado las cuentas del primer semestre, desinvirtió en 2012 en Iberdrola, Abertis y Clece; y Amadeus se desprendió de Opodo en 2010.

Repsol ha tenido vaivenes en su endeudamiento en los últimos años por la recompra de un 10% de su capital en 2011 y la posterior venta del 5% un año después. Sin embargo, en los últimos meses ha logrado limpiar su balance de forma ostensible con la venta de su filial de GNL a Shell y la compensación recibida por la expropiación de YPF y la posterior venta de su participación en la petrolera argentina. Estas últimas le reportaron unos 5.700 millones.

El desapalancamiento se ha acelerado el último año. Los extraordinarios de Repsol, las desinversiones de Telefónica, la venta de la filial de renovables en Alemania por parte de Acciona, y el ajuste por la nueva normativa contable NIIF11, que ha eliminado 659 millones del pasivo de Sacyr, han permitido que la deuda del Ibex en los últimos doce meses haya caído un 8,4%.

Auge

No obstante, algunas sociedades del Ibex han elevado su endeudamiento. Un ejemplo claro es Grifols. Su agresiva política de adquisiciones en los últimos años, con la estadounidense Talecris en 2010 y, más recientemente, la filial de diagnóstico transfusional de Novartis, han multiplicado por cinco su pasivo desde finales de 2010. El grupo de ingeniería Abengoa ha aumentado su pasivo de 5.300 a 8.500 millones de euros, a cifras de marzo, e Indra ha duplicado con holgura la deuda por varias adquisiciones.

En el último ejercicio, Jazztel casi ha triplicado su endeudamiento, hasta 230 millones de euros, debido “a la utilización de líneas de financiación para los diferentes proyectos de inversión de la compañía”, según explicó la operadora en la presentación de resultados del primer semestre.

Por su parte, el grupo de supermercados Dia indicó que “la evolución negativa del fondo maniobra, actas fiscales del IVA en Francia ya provisionadas y la compra de un almacén en Portugal” han aumentado su deuda un 30,7%.

Compartir con sus amigos: