¿Puede Libia salvar a Rusia?

¿Puede Libia salvar a Rusia?

17 diciembre 2014, 12:25
News
0
74

Rusia podría aprovechar un repunte en el precio del petróleo, dado que el Banco Central de Rusia ha anunciado una subida de los tipos al 17% para intentar frenar la caída del rublo. A medida que el auge de la oferta y la debilidad de la demanda llevaban al Brent hacia los 60 dólares el barril, el mercado se ha centrado en la rapidez con la que se replegarán los productores estadounidenses.

No obstante, es probable que el proceso sea lento, así que puede hacer falta algo más para reequilibrar el petróleo en 2015: crisis políticas.

El mercado se hizo una idea de ello con las noticias de que nuevos enfrentamientos en Libia podrían afectar a las exportaciones de petróleo del país, lo que provocó un breve repunte del precio del crudo el lunes por la mañana. El aumento de la producción libia de unos 250.000 barriles diarios en junio a casi 900.000 en octubre contribuyó a provocar el reciente desplome de los precios.

Los trastornos en el suministro ayudaron a mantener el precio del petróleo en tres dígitos hasta hace muy poco, y suponen un factor muy importante que podría apuntalar ahora el precio del crudo.

Prestamos atención a dos países especialmente vulnerables como son Libia y Venezuela. La producción de Libia ha fluctuado entre prácticamente cero y 1,5 millones de barriles diarios desde 2011. En noviembre, produjo 690.000 barriles al día.

Pongamos que volviese a los mínimos de principios del verano y permaneciese así el próximo año. Esto equivaldría a alrededor de la mitad de la producción media de Libia hasta el momento este año, lo que implica unos 250.000 barriles menos durante todo 2015.

En cuanto a Venezuela, el descenso de los ingresos por el petróleo redobla las tensiones políticas ya existentes. Ha producido unos 2,5 millones de barriles diarios hasta el momento este año. En 2003, en plena huelga general, la producción cayó brevemente a menos de un millón de barriles diarios, y aún así registró una media de algo menos de 2,3 millones de barriles al día ese año.

Pongamos que una crisis restase medio millón de barriles diarios a Venezuela, uniéndose a los de Libia para sumar 750.000. La Agencia Internacional de la Energía prevé que las reservas globales de petróleo aumentarán en 300 millones de barriles en la primera mitad de 2015. Esas alteraciones borrarían casi la mitad de esta cifra, pero no evitarían que las reservas aumentasen.

Es cierto que las alteraciones podrían ser aún más marcadas a medida que la caída del precio del petróleo desestabilice a varios regímenes –por algo se los llama «shocks de oferta». Pero puede que no: después de todo, la producción de Libia sorprendió en el sentido contrario este año.

El dato más importante a tener en cuenta por Rusia, y cualquier otro que cuente con una subida del precio del petróleo, es que los sustos pueden afectar a los precios momentáneamente. No obstante, como el boom del shale y los esfuerzos por ahorrar energía han mostrado en los últimos años, las perturbaciones pueden influir en ambos sentidos.

Compartir con sus amigos: