Cómo ahorrar hasta 1.000 euros con una comunión 'low cost'

Cómo ahorrar hasta 1.000 euros con una comunión 'low cost'

29 abril 2015, 16:46
Angelarojas
0
148

En abril, aguas mil... y en mayo, comuniones. Si tienes un hijo en edad de hacer la Primera Comunión, prepara tu bolsillo. Algo más si es niña. El gasto medio de una familia ronda los 2.500 euros, según ha calculado Kredito24, para una celebración de este tipo y muchos hogares se ven obligados a recurrir a préstamos para afrontar el gasto. Pero si quieres ahorrar, también se puede. Aquí cinco consejos que te permitirán reducir la factura hasta en 1.000 euros.

    ¿Es obligatorio que el vestido sea nuevo? Las comuniones se han convertido en un dispendio de gasto. Un vestido de comunión oscila entre 200 y 400 euros para las niñas y entre los 100 y los 200 euros para los niños. Recurrir al préstamo es una opción más sencilla. Arreglar un vestido puede costar 60 euros y todos tenemos una prima o un primo que han pasado por lo mismo hace no tanto... Si comprar un vestido nuevo es algo impepinable o no se quiere recurrir a la familia, se puede optar por uno de alquiler o rebajar la factura con complementos prestados.

    ¿Y hay que celebrarlo en un restaurante? Aquí es donde más dinero se nos va. El precio medio de un cubierto en una Comunión ronda los 60 euros y si tenemos, por ejemplo, 30 invitados, ahí nos ponemos tranquilamente en los 1.800 euros. Depende del número de invitados, no todas las casas puede acoger una celebración de este tipo, pero si en vez de acudir a un restaurante se recurre a una empresa de cátering y se organiza la comunión en una finca familiar o el precio cae considerablemente. El precio oscilará entre 30 o 40 euros si se contrata un servicio de camareros. Más si es un buffet. Pero hay más opciones. Como ocurre con las bodas, los restaurantes cobran más si saben que se celebra una comunión. Si a la hora de reservar sólo lo hacemos por una 'celebración familiar', el precio puede ser más bajo. Eso sí, muchos no reaccionarán bien si ven a la niña o al niño vestidos de comunicación...

    Las fotos son importantes, pero ¿tienen que ser de un profesional? Recurrir a un fotógrafo profesional para inmortalizar el momento de la Primera Comunión de nuestro hijo es una decisión que nos costará, por lo menos, 300 euros. Pedírselo a un amigo o familiar que esté invitado y que tenga cierta maña con las fotos, nos puede costar un par de cañas. Con los smartphones, hoy es fácil encontrar en todas las familias a alguien con cierto arte fotográfico. Pero, ojo, si la cosa sale mal... Si no te fías de pedírselo a un no profesional, compara precios antes de contratar a alguien. Y que te enseñe muestras de comuniones anteriores porque no todo el mundo espera lo mismo y a veces pueden venir sorpresas desagradables con el resultado final...

    Recorta con el 'detalle' para los invitados. Igual que en las bodas, es costumbre repartir un detalle entre los invitados de una comunión. Repartir el típico portafotos con la imagen de la niña vestida de Comunión suele costar unos 200 euros para una celebración de unos 30 invitados. Busca algo más económico o, mejor, pide al protagonista que se implique, que haga un dibujo para ese día tan especial y no te gastarás más de 30 euros.

    Si te tienes que endeudar, hazlo con cabeza. Como con otros aspectos de la vida, cada uno debe ser consciente de lo que puede gastar y lo que no. Muchas familias optan por pedir un crédito para afrontar el coste de una comunión. Antes de hacerlo, piensa si tienes otras vías de conseguir el dinero. Si no hay más remedio, comparar y haz un estudio previo de cuánto necesitas y cómo vas a poder devolverlo

Compartir con sus amigos: