¿De dónde viene y cómo funciona el sistema petrodólar? Primera parte

¿De dónde viene y cómo funciona el sistema petrodólar? Primera parte

2 marzo 2015, 17:00
Angelarojas
0
155

Entender el funcionamiento del sistema monetario y económico mundial en los últimos 40 años no es posible sin estudiar el desarrollo e implementación del sistema petrodólar. En una serie de tres artículos exploraremos ¿de dónde viene y cómo funciona el sistema del petrodólar?, los retos del sistema del petrodólar y posibles alternativas si se colapsa el petrodólar.

¿De dónde viene y cómo funciona el sistema petrodólar?

Después de la Segunda Guerra Mundial se creó un sistema internacional mediante el cual los dólares se convirtieron en moneda de reserva del mundo. Se acordó que cada dólar fuera respaldado por una cantidad fija de oro. El acuerdo era que cualquier país que tuviera dólares, siempre tenía la opción de canjearlos por oro físico. La idea era crear una mayor confianza y  estabilidad en el comercio internacional, lo que se logró durante cerca de veinte años. Este acuerdo puso a los Estados Unidos en una posición particularmente ventajosa; no muy diferente a un banco comercial que opera un sistema de reserva fraccionaria.

Valéry Giscard d’Estaing se refirió a este sistema como a un “privilegio exorbitante”, allá por la década de 1960 y Charles de Gaulle en febrero 1965 dio un famoso discurso titulado La crisis del dólar en la misma línea.

¿Qué es lo que era? Si bien se entiende que Estados Unidos tenía que “poner los dólares a disposición del mercado” para que la cosa funcionase, nadie previó los aumentos masivos en la impresión de dinero y de los gastos que serían necesarios para financiar, entre otras muchas cosas, la guerra de Vietnam.

A finales de 1960 se hizo bastante evidente que el volumen de dólares circulando en todo el mundo era muy superior a la cantidad de oro disponible en las bóvedas de seguridad de EE.UU.

Lo que siguió después de una serie de sustos financieros y de crisis financieras fue un pánico bancario (bank run en inglés) contra las reservas de oro de EE.UU. liderado por los franceses. La salida de las reservas de oro desde Fort Knox alcanzó proporciones tan alarmantes que Richard Nixon se vio obligado a poner fin a la convertibilidad del dólar con el oro físico, el 15 de agosto de 1971. Lo cual se anunció como una medida temporal.

Pero como dijo Milton Friedman: “Nada es tan permanente como un programa gubernamental temporal.” Y así fue. El dólar, ya no respaldado por nada, se convirtió en una moneda fíat y muy pronto el dólar empezó a devaluarse frente a otras monedas.

La OPEP continuó vendiendo petróleo por dólares norteamericanos, pero luego vio que estaba perdiendo dinero y comenzó a considerar el uso de otras monedas, valorando incluso el oro como opción.

Hacía falta urgentemente una nueva idea para restaurar el dólar a su posición anterior que fue propuesta por Henry Kissinger.

La historia cuenta que en 1973 Nixon envió en una misión secreta a Arabia Saudita a Kissinger para una serie de conversaciones secretas de alto nivel. Un año más tarde se llegó a un acuerdo como nos recuerda Ron Paul: “Sorprendentemente, un nuevo sistema fue ideado que permitió a los Estados Unidos operar las máquinas de impresión de la moneda de reserva mundial sin restricciones, ¡sin ni siquiera una pretensión de convertibilidad del dólar a oro! Esto le dio al dólar un lugar especial entre las monedas del mundo y, en esencia, el dólar se convirtió en una moneda respaldada por petróleo.”

Marin Katusa escribe lo siguiente en un artículo:

“En 1975, todos los miembros de la OPEP acordaron vender su petróleo sólo en dólares estadounidenses. Cada nación importadora de petróleo en el mundo comenzó a ahorrar sus excedentes en dólares estadounidenses con el fin de poder comprar petróleo; con la alta demanda de dólares se fortaleció la moneda. Además de eso, muchos países exportadores de petróleo como Arabia Saudita pasaron a invertir sus excedentes de dólares en bonos del Tesoro americano, con esto Estados Unidos consiguió una fuente profunda y permanente para financiar sus gastos. El sistema del petrodólar [ya que llegó a ser llamado así] fue un movimiento político y económico brillante. Obligó al dinero del petróleo del mundo a fluir a través de la Reserva Federal de Estados Unidos, creando cada vez una mayor demanda internacional, tanto en dólares como de deuda pública de los Estados Unidos, mientras que en esencia Estados Unidos obtiene el petróleo del mundo prácticamente de forma gratuita, ya que el valor del petróleo está denominado en una moneda que los Estados Unidos controla e imprime. El sistema del petrodólar se extiende más allá del petróleo, la mayor parte del comercio internacional se realiza en dólares estadounidenses.”

En pocas palabras, si los países querían comprar casi cualquier cosa de otros países, no sólo petróleo, necesitaban tener dólares. Ya sea ganando los dólares o saliendo a pedirlos prestados. El poder y los privilegios que este sistema confiere a los Estados Unidos no se cedió fácilmente.

¿Por qué los líderes de la OPEP llegaron a este acuerdo con EE.UU para crear el petrodólar?
Había dos razones principales. La primera tiene que ver con la naturaleza de los cárteles. La única forma para que el cartel pudiera funcionar a largo plazo era asegurar que los miembros individuales no hicieran trampa, con una moneda única rastreable para el comercio internacional del petróleo se aseguraba la viabilidad del cartel.

La segunda razón es que Estados Unidos prometió protección a los líderes de la OPEP contra invasiones extranjeras o levantamientos nacionales. El sistema se mantuvo en lugar, sin oposición, durante los siguientes veinticinco años. A lo largo de este período, las increíbles riquezas de las ventas de petróleo continuaron fluyendo, casi exclusivamente, a las élites de los países miembros de la OPEP, y poco ha cambiado en este aspecto. Uno puede imaginar el resentimiento, la frustración y la ira que siente la gente común en Oriente Medio, cuando compara su situación y su falta de desarrollo con países como la India y China en el mismo período. Su odio enconado, no sólo por sus gobernantes, pero por cada administración americana sucesiva que mantuvo gobernantes serviles a esos intereses en el poder.


 


Compartir con sus amigos: