¿Sabía estas 6 crueles lecciones acerca de negocios?

¿Sabía estas 6 crueles lecciones acerca de negocios?

30 enero 2015, 18:00
Kalinkita
0
323

Lección 1

Entra el esposo al baño mientras su esposa termina de bañarse. Suena el timbre. La esposa se envuelve en su toalla y corre a abrir. En la entrada está el vecino, Bob. Apenas la ve, le dice: “le doy 800 dólares  se quita la toalla”. Luego de pensarlo un par de segundos, la mujer lo hace y se queda frente a Bob desnuda. Bob le da 800 dólares y se va. La esposa se coloca de nuevo su toalla y vuelve al baño.

¿Quién era? - pregunta el esposo.

Bob - responde ella.

Excelente, - responde el esposo-,  ¿y te dijo algo sobre los 800 dólares que me debe?

Moraleja: comparta con los accionistas información sobre los créditos concedidos, de otra forma usted podrá encontrarse en una mala situación.

Lección 2

El cura le ofrece a la monja llevarla en su coche. Luego de sentarse, esta cruza las piernas dejando al descubierto la cintura. El cura por poco choca. Habiendo corregido el curso del coche, este coloca  a hurtadillas  la mano en una pierna. La monja le dice: Padre recuerda usted “Salomón 129“.  El cura retira la mano. Sin embarco, al mover el cambio coloca de nuevo la mano en el mismo lugar. La hermana le repite: Padre recuerda usted “Salomón 129“.  El cura pide disculpas: Perdone, hermana, pero la carne es débil.  Habiéndose devuelto al monasterio, la monja entra respirando con dificultad. El cura entra en la iglesia y busca en la biblia “Salomón 129“, “Aventúrate y busca, más arriba encontrarás la felicidad”.

Moraleja: si usted conoce mal su trabajo, muchas posibilidades de crecimiento se le irán frente a sus narices.

Lección 3

Un representante financiero, una secretaria y el gerente, van camino a almorzar, y tropiezan con una antigua lámpara. La frotan y aparece un genio. Este les dice: cumplo un deseo a cada uno.

¡Yo primero, yo primero”, - dice la secretaria - quiero ahora estar en las Bahamas, en una lancha, y no pensar en nada. ¡Phhh! desaparece.

“Ahora yo, ahora yo”, - dice el representante financiero-. Yo quiero estar en Hawái, descansar en la playa, con un masaje, con reservas ilimitadas de piña colada y el amor de toda mi vida.

¡Phhh! desaparece.

Ahora es tu turno, - dice el genio al gerente.

Yo quiero que estos dos estén en la oficina luego del almuerzo.

Moraleja: siempre deje hablar a su jefe de primero.

Lección 4

Se sienta el águila en una rama, descansaba sin hacer nada. Un pequeño conejo ve al águila y le pregunta: ¿puedo sentarme también yo, así como usted, y no hacer nada? Por supuesto, ¿por qué no?  - responde esta. El conejo se sienta bajo el árbol a descansar. De repente aparece el zorro atrapándolo y devorándolo.

Moraleja: para sentarse sin hacer nada usted tiene que estar sentado muy alto.

Lección 5

El pavo está hablando con el toro.

“Yo sueño con trepar hasta la cima del árbol, -echa un suspiro-, pero no tengo muchas fuerzas”.  

“¿Por qué no picoteas mi excremento? – respondió el toro-, este contiene muchas sustancias nutritivas”  

El pavo picoteó un montón de excremento dándole suficiente fuerza para subirse a la rama más baja. Al día siguiente, comió un poco más y alcanzó la segunda rama. Al final, al cuarto día, el pavo yacía en la cima del árbol con un aire altivo. El granjero lo ve y lo derriba de un tiro.

Moraleja : Manipular con mierda puede ayudarte a escalar alto sin embargo no te dará estabilidad allí arriba.

Lección 6

Un ave pequeña volaba al sur para pasar el invierno. Hacía tanto frío que se congelo y cayó al suelo, en un campo grande. Mientras yacía, pasa una vaca y defeca sobre ella. Estando sobre la plasta de boñiga, el ave se percató de que sentía calor. ¡El estiércol de vaca le devolvió la vida! El avecilla se sintió tan bien que empezó a cantar para expresar su alegría. Un gato que pasaba cerca, habiendo escuchado el trino decidió encargarse del asunto. Siguiendo el sonido, el gato encontró al ave, la desenterró y se la devoró.

Moraleja:

1) No todo el que te caga es tu enemigo.

2) No todo el que te saca de la mierda es tu amigo.

3) Cuando te sientas bien mejor mantén la boca cerrada.


Compartir con sus amigos: