La zona euro acaba 2014 en deflación

La zona euro acaba 2014 en deflación

7 enero 2015, 20:25
News
0
55

En diciembre los precios de la eurozona bajaron un 0,2 por ciento respecto al año anterior. Eso significa que en 2014 los precios cayeron. Es la primera vez que el área del euro termina un año en deflación. La causa principal ha sido la bajada del precio del petróleo, pero otros productos también bajan o mantienen sus precios estancados.

El riesgo de deflación se consuma en el conjunto de la zona euro, pese a la insistencia de que esto no pasaría. Así lo recoge Eurostat. Según su dato adelantado,  el índice de precios de consumo armonizado, IPCA, bajó en diciembre el 0,2 por ciento respecto a un año antes. En noviembre el índice de precios de consumo había subido 3 décimas. La fuerte caída del precio del petróleo y el consiguiente abaratamiento de los carburantes es lo que más ha incidido en la deflación. De hecho, los productos energéticos, donde se incluyen gasolinas y gasóleos, bajaron el 6,3 por ciento. Pero otros capítulos de consumo tienen sus precios estancados. Es el caso del que engloba los alimentos, las bebidas y el tabaco y  el de bienes industriales no energéticos, donde se incluyen los electrodomésticos, la ropa o el menaje. El capítulo donde suben los precios es el de servicios, el 1,2 por ciento.

La espiral de deflación es un fenómeno económico temido. La caída de precios dificulta la reducción de la deuda pública y privada, y puede desincentivar la compra de bienes duraderos, por la expectativa de que en el futuro sean más baratos. Al mismo tiempo, tiende a reducir los ingresos de las empresas y los salarios de los trabajadores.  Hasta ahora, las autoridades se han resistido a llamar deflación a la bajada de precios. Han empleado el contrasentido semántico de inflación negativa.  

Es el primer año en la eurozona que termina con caída de precios, con deflación. En 2009, en el año más agudo de la crisis, los precios bajaron en términos anuales durante cinco meses, pero al final el año 2009 acabó con una inflación del 0,9 por ciento. La posibilidad de deflación en la zona euro había sido considerada muy improbable por el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi. De hecho, en sus últimas previsiones el BCE contemplaba para 2014 una inflación del 0,5 por ciento, aunque no descataba completamente la posibilidad de bajada de precios. Ahora con la llegada de la deflación Draghi puede verse más forzado si cabe a acelerar nuevas medidas, como comprar deuda de los estados, deuda pública, lo que supone de hecho fabricar más dinero y ponerlo en circulación.

Ya había dos países de la zona con bajada anual de precios: Grecia, donde caen el 1,3 por ciento y España, cuyo dato adelantado, indica que los precios bajaron en 2014 el 1,1 por ciento. En diciembre también puede haberse registrado caída de precios en otros países.

Compartir con sus amigos: