Caen las acciones de GoPro por su relación con el siniestro de Schumacher

Caen las acciones de GoPro por su relación con el siniestro de Schumacher

14 octubre 2014, 15:06
News
0
88

"El problema no fue el golpe, sino la cámara GoPro que llevaba en el casco y que provocó el daño cerebral" dice un periodista de Fórmula 1 francés Jean Louis Moncet que ha estado en contacto con el hijo de Schumacher, que etaba con su padre en el momento de la catástrofe.

Las acciones del fabricante de cámaras GoPro han disminuído durante las dos últimas jornadas en Bolsa ante el temor de que en realidad tuviesen algo que ver con el accidente de Michael Schumacher. En estas dos sesiones, la empresa, una de las estrellas emergentes en la industria tecnologica y que acaba de salir al mercado, ha perdido ya un 14% de su valor.

Las sospechas surgieron a raíz de las declaraciones de un periodista de Fórmula 1 francés, Jean-Louis Moncet, que ha estado en contacto con el hijo del heptacampeón mundial, Mick, que estaba con su padre en el momento del siniestro mientras esquiaban en los Alpes franceses. Moncet aseguró a la emisora Europe 1 de Francia que "el problema no fue el golpe, sino la cámara GoPro que llevaba en el casco y que provocó el daño cerebral".

Expertos de la ENSA, renombrada academia de esquí y montañismo establecida en Chamonix, Francia, ha llevado a cabo pruebas para intentar esclarecer si la cámara efectivamente agravó el impacto en el casco. "El casco se rompió completamente en dos partes, pero ENSA analizó los materiales y estaban todos bien", afirmó una persona cercana a la investigación al diario británico Telegraph. Sin embargo, no han concluido todavía que fuese el dispositivo el que provocó la rotura.

Schumacher volvió a casa el pasado septiembre, después de ocho meses en coma luchando  por su vida. El deportista, de 45 años, todavía es incapaz de hablar, aunque sigue adelante con el proceso de rehabilitación para reponerse de las graves lesiones que sufrió en diciembre del pasado año. En aquel domingo del último mes de 2013, el campeón mundial y experimentado esquiador perdió el control de sus esquíes fuera de la pista y se precipitó de cabeza contra una roca. Un helicóptero de rescate le llevó al hospital de Moutiers, aunque al poco rato fue trasladado al de Grenoble, donde ya llegó en coma. Los doctores le sometieron a dos operaciones cerebrales para estabilizarle y reducirle los edemas y la presión intracraneal.

"He visto a su hijo y me ha dicho que Schumi se está levantando muy, muy despacio", ha declarado Moncet. "Aunque las cosas están yendo a un ritmo muy lento, tiene un montón de tiempo. Me gustaría decir que tiene toda la vida por delante para recuperarse", dijo.

Compartir con sus amigos: