El Goldman Sachs también tiene ya una copia china

El Goldman Sachs también tiene ya una copia china

27 agosto 2015, 21:00
News
0
152

Es la más reciente copia (descarada) hecha por los chinos. Después de ropa, teléfonos móviles y coches, ahora hay una reproducción de lo que es uno de los mayores bancos de inversión en el mundo. Solo se diferencian por el nombre: Shenzhen Goldman Sachs.

Copian ropa, teléfonos móviles y hasta automóviles. Son reproducciones, muchas de ellas idénticas, capaces de engañar a los consumidores más desprevenidos. No obstante, los chinos están dando ahora el paso  de productos de consumo a copias del sector financiero. Y comienzan superficialmente. Después de haber replicado el estante de uno de los mayores bancos del mundo, el ICBC, ahora existe la versión falsa del Goldman Sachs.

Goldman Sachs (Shenzhen) Financial Leasing Company, es el nombre completo de la "institución financiera", descubierta recientemente por el International Union of Operating Engineers (IUOE). Esta es, según el Financial Times, una organización norteamericana que lucha contra la corrupción en Macao, cerca de Shenzhen y de Hong Kong, donde se encontró una copia del  Goldman Sachs.


La "sede" del Shenzhen Goldman Sachs es una calle de Bao Na, en Shenzhen, según el IUOE. Y había hasta un "sitio web" de este Goldman Sachs falso, pero según la información del IUOE, ya ha sido removida la dirección de internet que buscaba traer inversionistas. Ya se había encontrado, en la misma región, una sucursal falsa del Industrial and Commercial Bank of China (ICBC).


Para la banca, los carros y las bolsas


Estas copias de bancos de inversión, pero también de instituciones financieras al por menor, reflejan la creciente sofisticación de las falsificaciones que son producidas en China. Representa la puerta de entrada para los productos financieros al mercado falso desde los de consumo a los cuales este país ya familiarizó al resto del mundo. Los automóviles son, entre estos últimos, los que han tenido el mayor impacto.

Desde los bolsos para dama hasta los MP3, los chinos llegaron rápidamente a los iPhone (que no lo son), mas han suscitado el enojo de muchos fabricantes de automóviles con sus copias fieles. Hay varios casos de vehículos con nombres llenos de números que son en realidad copias de Minis e incluso de Mercedes. Recientemente, Landwind condujo a Land Rover a la rebelión. Los chinos dicen que no tienen nada que ver, pero tienen un Evoque de un extremo al otro. Con nombre X7.

Compartir con sus amigos: