China renace: la bolsa de Shanghái sube un 20% desde el pánico de agosto

China renace: la bolsa de Shanghái sube un 20% desde el pánico de agosto

23 noviembre 2015, 19:00
News
0
141

China fue el protagonista del verano en los mercados con su desplome. Sin embargo, la recuperación está siendo muy importante: la bolsa de Shanghái, referencia del país, ha subido más de un 20% desde el suelo del 26 de agosto, dos días después del denominado Lunes Negro en el que se hundió un 8,5%. China ha entrado en lo que técnicamente se considera un mercado alcista.

Todavía mayor es la recuperación de índices más pequeños, que también son más volátiles. Así, el Shenzhen Composite, segundo mayor mercado y mayoritariamente tecnológico, ha subido un 32% desde sus mínimos del 15 de septiembre. El ChiNext, especializado en startups, también ha subido un 43% desde esa misma fecha.

Las buenas noticias no llegan solo desde el punto de vista de las cotizaciones, sino que los volúmenes de negociación también están en niveles de mediados de verano, en pleno pánico vendedor. "Todos los vendedores que necesitaban vender ya lo han hecho", explica a la agencia Bloomberg el estratega Francis Cheung, de CLSA en Hong Kong. "El gobierno ha restringido con éxito las ventas a corto, por lo que es más fácil que el mercado suba, especialmente ante la expectativa de más recortes de tipos y más estímulos", añade.

Estallido del boom en junio

El boom del mercado chino estalló en junio, provocando unas pérdidas que alcanzaron los 5 billones de dólares. Empresas 'estrella' como Hanergy llegaron al extremo de perder casi 20.000 millones de dólares en capitalización (un 50%) en media hora y el mundo financiero se temió lo peor. La transformación de la economía China, que debía basarse en un impulso del consumidor, sembraba dudas. El Gobierno del Partido Comunista Chino (PCCh) se había puesto como objetivo acercar la bolsa a los pequeños inversores para así fomentar la demanda interna, que debería sustituir a las exportaciones como motor de la economía.

De las dudas iniciales se pasó al pánico, y el ejecutivo de Xi Jinping lanzó una serie de medidas sin precedentes, que incluyeron la restricción de nuevas salidas a bolsa, la compra de valores directamente por organismos públicos, rebajas de tipos de interés agresivas e incluso la prohibición directa de vender acciones para directivos y grandes accionistas.

Además de las medidas de emergencia, que incluyen una promesa del gobierno de seguir comprando acciones hasta el Shanghai Composite alcance los 4.500 puntos, 1.000 puntos por encima de su valor actual, otras noticias más recientes están animando a los inversores.

Más promesas del Gobierno

En primer lugar, este martes se publicaron en la web del Banco Popular de China (BPC) unos comentarios del gobernador, Zao Xiaochuan, en los que anticipaba una unión entre los mercados de Shenzhen y de Hong Kong para este mismo año. El BPC se vio obligado a puntualizar que las declaraciones eran de mayo, y la bolsa de Hong Kong aseguró que el tema todavía necesitaba ser aprobado. Pero eso no impidió el rally.

En segundo lugar, los analistas y expertos parecen confiar en las promesas de reforma que se han incluido en el nuevo plan quinquenal presentado la semana pasada. Aunque no se conocerán todos los detalles hasta marzo, lo presentado parece gustar al mercado, ya que incluye una revisión del modelo de empresas estatales; más liberalizaciones con menor intervención pública en muchos ámbitos (desde la gasolina hasta las cuentas bancarias); y, sobre todo, un enfoque total hacia el objetivo de crecer más del 6,5% anual para haber conseguido así duplicar la renta per cápita en el periodo 2010-2020.

Algunas promesas son de hechon ya realidades, como la sorpresiva devaluación del yuan en agosto, con un compromiso de una mayor intervención del mercado, o la supresión de la política de hijo único después de más de 35 años con el objetivo, como siempre, de impulsar la actividad.

Con todo, a pesar de esta subida del 20% desde los mínimos de verano, el Shanghai Composite todavía está un 32% por debajo de sus máximos del 12 de junio, si bien continúa más de un 40% por encima de su valor hace ahora 1 año y gana un 9% en lo que va de 2015. Y es que antes de que entrara en un mercado bajista el 29 de junio, el índice de referencia chino había mantenido una racha récord: 935 días de mercado alcista, casi tres años seguidos.

Compartir con sus amigos: