12 frases que usted no puede pronunciar en la oficina

12 frases que usted no puede pronunciar en la oficina

24 mayo 2015, 00:10
Kalinkita
0
117

"La diferencia entre la palabra adecuada y la casi correcta, es la misma que entre el rayo y la luciérnaga", decía Mark Twain. Las personas usan el lenguaje y pronuncian palabras para influir en la conciencia, lograr un cierto resultado. Por lo tanto, es demasiado importante para cualquier miembro del personal escoger adecuadamente sus palabras y frases. Cualquier frase del jefe debe impulsar a las personas a seguirlo, mientras que las frases del ejecutor deben transmitir sus deseos de hacer todo lo mejor para la empresa. Forbes ha reunido* las frases más sencillas que pueden afectar negativamente nuestra carrera.

*Basado en el libro de la estadounidense Darlene Price, "¡Bien dicho! “Presentaciones y conversaciones que generan resultados”. 


"No es justo"

A ella le aumentaron el sueldo, y a nosotros no; Le reconocieron su trabajo, y a nosotros no. Ellos tienen qué comer, y otros aguantan hambre; La injusticia se encuentra en el trabajo y en todo el mundo cada día. En lugar de decir "no es justo", recoja documentos que corroboren los hechos, formule el problema y presente pruebas contundentes a alguien que en realidad le pueda ayudar.


"Ese no es mi problema"; "eso no me toca hacerlo a mí"; "a mí no me pagan por hacer eso"

Un comportamiento despreocupado, indiferente y dirigido a intereses personales rápidamente hace que el ascenso sea más difícil. Esto no significa que ustedes deberán estar inmediatamente de acuerdo con todo. Sin embargo, vale la pena responder a la solicitud con un "no" solo después de que haya sopesado todo muy cuidadosamente. No vale la pena responder, por ejemplo: "usted me está tomando del pelo"; "a mí no me pagan por hacer eso". La frase "con mucho gusto lo ayudo" actuará sobre el interlocutor de una mejor manera. "Ahora trabajo con las preguntas A, B, C, ¿dígame cuál de ellas necesito posponer, mientras realizo su pedido?". De tal modo, usted expresará claramente su voluntad de trabajar en el equipo y el deseo de ayudar, al mismo tiempo recuérdele al jefe sobre su trabajo del día y de la necesidad de poner tareas realistas. 


"Me parece que..."

Aquí tenemos dos citas de un solo tema: "me parece que nuestra compañía podría ser un buen socio para usted" y "estimo que; yo sé; yo estoy seguro de que nuestra compañía será un buen socio para usted". Solamente varía el inicio de la frase, sin embargo la segunda parte le da al cliente una idea precisa sobre ustedes y su compañía. 


"No hay de qué"

Cuando alguien le agradezca, la respuesta más cordial y adecuada será "es para mí un placer". Esta frase presupone que usted se sintió bien ayudando a la persona y que acepta su amabilidad. Por otra parte, la habitual frase "no hay de qué", posiblemente, lleva el mismo carácter, no obstante no lo transmite. La frase "de nada" rechaza el agradecimiento de otra persona y preconcibe que una situación semejante podría resultar problemática en otras condiciones. Si usted quiere que en cualquier trato lo conciban como una persona cortés y bien educada, entonces responda al gesto de agradecimiento con la frase "con mucho gusto".


"Lo voy a intentar"

Imagínese que hoy es 30 de abril y usted le pide a su novio, que se está alistándose para ir al correo, enviar su declaración de impuestos. Si él le contesta: "está bien, lo voy a intentar", entonces es probable, que a usted mismo le toque enviar el paquete. ¿Por qué? Pues, porque esta frase lleva consigo la posibilidad de no cumplir con la petición. En sus conversaciones, especialmente con su jefe, remplace la palabra "lo intentaré" con "lo haré".


"Es un imbécil"; "es una perezosa"; "mi trabajo es una porquería"; "odio esta empresa"

Nada arruina una carrera con mayor rapidez que las estimaciones groseras. Las expresiones del tipo "es un imbécil" no solo demuestran su inmadurez, sino que también pueden ocasionar consecuencias desagradables y ser interpretadas como un intento por iniciar una pelea. Haga todo lo posible por evitar opiniones malintencionadas que inevitablemente provocarán en ustedes mala fama. Si en realidad usted tiene quejas para con alguien, entonces expréselas con cortesía, discreción y neutralidad.


"Pero es que ya lo hicimos"

Los jefes aprecian el espíritu innovador, el pensamiento creativo y la habilidad para resolver problemas, sin embargo esta frase demuestra que usted posee cualidades totalmente contrarias: apego al pasado, inflexibilidad y pensamiento estrecho.  En lugar de tales palabras diga: "¡ah qué interesante!"; "¿y cómo funciona esto?" o el acercamiento inesperado  “vamos a discutir todos los pro y contras”.


"Es imposible de hacer"; "no puedo hacer nada"

¿Está usted seguro de esto? ¿Acaso usted ya estudió cada posible solución y agotó toda lista? Cuando ustedes usan este tipo de frases, sus palabras crean una imagen pesimista, pasiva y hasta desesperada. En el trabajo rara vez valoran un enfoque así, ya que los empresarios notan, aprecian y anima la actitud para cumplir cualquier tarea. Mejor diga: "con gusto lo reviso de nuevo"; "vamos a discutir qué podemos hacer en una situación bajo estas condiciones"; o "puedo hacer lo que sigue".


"Usted tenía que..."; "a usted le tocaba..."

Es muy probable que semejantes palabras sean tomadas como el deseo de avergonzar o echarle toda la culpa a alguien. Idealmente el ambiente de trabajo debe crear una atmósfera de igualdad, capaz de proveer la comunicación y el trabajo en equipo. En lugar de avergonzar a alguien (incluso si esa persona es en realidad culpable), forje en usted un enfoque más productivo e imparcial. Exprese "la próxima vez, por favor, comuníquemelo inmediatamente para asegurar una mejor planificación" o "en un futuro yo le aconsejaría...".


"¡Hey, muchachos!"

Guárdela para conversaciones informales y haga lo posible por evitarla en su trabajo. Si hablamos con colegas, el jefe, empleados o clientes, usted puede usar la expresión "nuestro equipo", "su organización" o simplemente "ustedes".


"¿No cree usted que...?"; "¿a usted no le parece que...?"; "¿así está bien?"

Estas frases por lo general se interpretan como la evasión a una pregunta directa, y son buenas si lo que ustedes en realidad necesitan es la aprobación o buscan ayuda. Si su tarea consiste en expresar con seguridad el orden y hacer que las personas miren el problema tal como ustedes necesitan que lo hagan, entonces formulen su opinión o frase con seguridad. Imagínese que un especialista en inversión le diga: "¿a usted no le parece que este sea una buena forma de invertir su dinero?"; "lo hare así si usted me da el visto bueno". En lugar de esto, usted, tal vez, gustaría de oír algo del tipo: "Una estrategia de este calibre es una inversión razonable que puede traer buenos frutos a largo plazo. Con su permiso, para antes de las cinco transfiero su dinero".


"Ahora no tengo tiempo para eso"; "estoy demasiado ocupado ahora"

Incluso si ustedes no tienen tiempo suficiente, nadie quiere sentirse menos importante. Para fortaleces relaciones positivas y mostrar que usted comparte momentos con la persona, diga mejor: "yo con sumo placer estoy listo a discutir esto con usted después de la reunión de mañana"; "¿puedo pasar por su oficina para eso de las dos de la tarde?".

 Traducción de Ottmar Flórez para MQL5 

 

Compartir con sus amigos: