El mercado de bonos asustó a Wall Street. ¿Qué vendrá luego?

El mercado de bonos asustó a Wall Street. ¿Qué vendrá luego?

18 mayo 2015, 21:26
Kalinkita
0
117

¿Tal vez, toda esta devastadora confabulación de los bonos llegué a su fin? Las ventas mundiales, que la semana pasada colocaran a los inversores al borde del abismo, por fin, se terminaron. Algunos analistas se atreven a decir que lo peor ya quedó atrás. Los bonos del tesoro no se ven para nada mal, si tenemos en cuenta las perspectivas de inflación y los cambios de las tasas de interés. En Alemania, los traders de opciones están seguros de que el colapso de los fondos ha terminado, sin embargo alcanzaron a recortar menos sus tasas que hace dos semanas.

Goldman Sachs Group Inc. advierte que como siempre la deuda pública es alta, sin embargo el número de inversionistas aumenta y la rentabilidad de los bonos también. Robert Tipp de Prudential Financial Inc. dice que es el mejor momento para comprar bonos, porque la Reserva Federal no permitirá el aumento de las tasas en el lento crecimiento de EE.UU., a pesar de que Europa aún está débil para soportar mayores tasas de interés. Y no se olviden de los bancos centrales de Europa y Japón, que gastan miles y miles de millones de dólares en bonos cada mes. 

Los primeros síntomas de inflación en Europa aparecieron después de la puesta en marcha del agresivo programa de flexibilización cuantitativa, por el BCE. El rendimiento - que se ha difundido por todo el mundo -  de los bonos ha aumentado, especialmente en mercados como el Alemán, donde los indicadores negativos preponderan, dice Jeffrey Gundlak de DoubleLine Capital y  Janet Yellen, jefe de la Reserva Federal. En Estados Unidos, el rendimiento de los bonos del estado a 10 años, que alcanzaron un mínimo de 1,82% en enero, creció 2,36% en mayo, y terminó la semana en 2,14%. E inclusive, el lunes por la mañana, la rentabilidad creció 0,03%, 2,17.

El mes pasado por primera vez en Alemania, el rendimiento medio de todo el mercado cayó por debajo de cero, los bonos a 10 años se dispararon a 0,78%, al final de la semana, por otro lado el lunes estaban en 0,66%. La velocidad y tamaño de estas pérdidas aún tienen mal aspecto en comparación con las anteriores crisis mercantiles. Aunque ahora hay poco chance de que todo esto se repita, recuerden siquiera el ataque de histeria que en cierta ocasión provocó Fed Ben Bernanke, representante de la Fed, en mayo del 2013.

La hilera de comunicados económicos de EE.UU. desde el nivel de ventas al por menor hasta la confianza del consumidor, y volúmenes mercantiles han decepcionado al mercado, al mismo tiempo que han llevado a inversionistas de fondos a aumentar su rendimiento. "No habrá mercado toro, nosotros debemos ver un crecimiento activo de la economía mundial e inflación", dice Praia Mishra, estratega en jefe de Bank of America. Él prevé un rendimiento del 2,35% para final de año, de los bonos a 10 años.

Otros analistas mantienen otra opinión. La semana pasada, Goldman Sachs elevó sus proyecciones de beneficios de los bonos alemanes y estadounidenses, para final de año, y dijo: "como siempre la brecha en las estimaciones es significativa, y seguirá creciendo mientras que no se confirme una recuperación de la economía mundial”. Los banqueros esperan que los bonos norteamericanos a 10 años, crezcan un 2,75% para final de año, frente a los pasados 2,5%. "No hay duda de que las tasas se elevarán", dijo Eric Green, jefe de investigaciones económicas de TD Securities EE.UU.

Como siempre la disminución de la inflación y el lento crecimiento en Estados Unidos significa que hay pocas posibilidades; la Fed verá algo distinto a lo ocurrido en 2013, cuando Bernanke estremeció a todos los inversionistas con sus comentarios sobre el descenso del nivel de compra de bonos de la Reserva Federal. Según los análisis de Morgan Stanley sobre el comercio de futuros, los traders "corrieron" sus apuestas a la fecha de aumento de las tasas de la Fed en enero de 2016.

Traducción, Ottmar Flórez 

Compartir con sus amigos: