Mercados asiáticos esperan mayor estímulo de Pekín

Mercados asiáticos esperan mayor estímulo de Pekín

27 abril 2015, 21:30
News
0
70

Un repunte de las acciones chinas impulsaba a las bolsas de Asia a máximos en siete años por las expectativas de un mayor estímulo de Pekín, y unas ganancias estelares de algunos gigantes estadounidenses de alta tecnología apoyaban un estado de ánimo en general positivo. 

Algunos mercados estaban un poco más apagados en momentos en que la atención se centra en las reuniones de bancos centrales en Estados Unidos y Japón esta semana. 

El referencial MSCI de acciones asiáticas fuera de Japón subía un 0.6 por ciento, liderado por sólidas ganancias en China continental. El índice Hang Seng de Hong Kong tocó un máximo en siete años y las acciones en Taiwán avanzaron a su mayor nivel en 15 años. 

El índice compuesto de Shangai escalaba un 2.3 por ciento a máximos de siete años por la esperanza de más medidas de estímulo, proyectos de infraestructura y fusiones de firmas estatales. 

En Japón, el índice Nikkei de la bolsa de Tokio cayó un 0.2 por ciento principalmente por las ganancias del yen. 

El repunte de la renta variable en Asia se produjo después de que tanto las acciones de Amazon.com Inc como las de Microsoft saltaron más de un 10 por ciento el viernes tras reportar unos sólidos resultados, lo que impulsó al Nasdaq a un máximo histórico. 

La dependencia de los alcistas en las bajas tasas de interés en gran parte del mundo desarrollado, sin embargo, ha hecho que los inversores sean cautelosos, ya que se espera que la Reserva Federal suba las tasas de interés en Estados Unidos en los próximos meses. 

"Mirando los repuntes de las acciones en todo el mundo, siento que el mercado se está volviendo un poco complaciente sobre los riesgos. Podría haber un momento en el cual los inversores sientan miedo en el próximo par de semanas. La política de la Fed podría ser un disparador", dijo Soichiro Monji, estratega jefe de Daiwa SB Investments. 

Una serie reciente de débiles datos económicos en Estados Unidos, incluido el gasto de las empresas el viernes pasado, hizo que los inversores aplazaran hacia finales de año las expectativas sobre el momento de la primera subida de tasas de interés.

La reunión de política monetaria de la Fed de dos días concluye el miércoles, y cualquier indicio de que un ajuste a mitad de año aún está siendo considerado crearía tensión en los mercados globales. 

Los débiles datos estadounidenses también ayudaban a mantener el dólar cerca de un mínimo de tres semanas contra una canasta de monedas. 

El índice dólar, que sigue el desempeño del billete verde frente a seis divisas importantes, se situaba en 79.52 el lunes, luego de tocar un mínimo en tres semanas de 96.755 el viernes. 

Frente a la moneda japonesa, el dólar caía levemente a 118.97 yenes, cerca de su mínimo en lo que va de este mes de 118.525 que alcanzó hace una semana. 

Los especuladores están recortando posiciones cortas en yenes, deshaciendo las apuestas de que el Banco de Japón podría sorprender a los mercados al relajar adicionalmente su política monetaria el jueves. 

El euro se situaba en 1.0870 dólares, cerca de un máximo de tres semanas de 1.0900 unidades que alcanzó el viernes, pero la moneda común se veía frenada por la incertidumbre sobre el posible resultado de las negociaciones de Grecia con los acreedores. 

Después de que no se alcanzó un acuerdo entre Grecia y los ministros de Finanzas de la zona euro en su reunión del viernes, el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble, insinuó el sábado que Berlín se estaba preparando para un posible default griego. 

"Las negociaciones de rescate sobre Grecia están llegando a un clímax (...) Las propuestas de Grecia no incluyen temas tan importantes como los recortes de pensiones y las reformas al mercado laboral y no son algo que los acreedores estén dispuestos a aceptar", dijo Koji Fukaya, CEO de FPG Securities. 

Los precios del petróleo se mantenían firmes luego de que los combates en Yemen ayudaron a impulsar el viernes a los precios del crudo Brent de Londres a un máximo en cuatro meses y medio, de 65.80 dólares por barril. El lunes se situaban en 65.20 dólares el barril, con pocos cambios en el día.

Compartir con sus amigos: