Hábitos de la gente excepcionalmente persuasiva

Hábitos de la gente excepcionalmente persuasiva

16 febrero 2015, 20:30
Abigailes
0
151

La persuasión es fundamental para el éxito y la felicidad. Puede usarla, por ejemplo, para convencer a su jefe de que financie un proyecto, lo que le abrirá las puertas para conseguir un puesto de mayor responsabilidad o el trabajo de sus sueños. Como ve, es algo más importante de lo que había imaginado.

Las personas persuasivas poseen una extraña capacidad para hacer que todo se incline a su favor. Estos son algunos trucos, recogidos por la revista Forbes, que la gente excepcionalmente persuasiva hace para conseguir sus fines:

Conocen a su público. Conocen a la gente con la que tratan, por lo que pueden usar su mismo lenguaje (no es lo mismo un público adolescente que tratar con los directivos de una multinacional, obviamente). Cada persona es diferente, por lo que prestar atención a su forma de ser puede hacerle ganar puntos.

Conectan. Las personas son mucho más propensas a aceptar algo que otro le dice si saben bien con quién están hablando. No importa lo convincente que sea un argumento, si no se conecta con la otra persona no se logrará nada.

No son agresivos. Las personas persuasivas establecen sus ideas con firmeza y confianza, sin necesidad de resultar agresivas. Este tipo de gente no piden mucho y no argumentan con vehemncia o dureza porque saben que con la sutileza se ganarán a las personas a largo plazo. Si quiere ser alguien que se gane al resto, muéstrese sereno, en calma, no se impaciente demasiado y no sea muy persistente. Si su idea es buena, finalmente se la comprarán.

No son tímidos. Presentar las ideas o las preguntas como si necesitase la aprobación de alguien no es una buena idea. Si usted es tímido, céntrese en presentar sus ideas como declaraciones o hechos interesantes; nunca dé su opinión ("yo creo que...").

Utilizan un lenguaje corporal positivo. El uso de un tono de voz entusiaste, no tener los brazos cruzados, mirar a los ojos de la otra persona son algunas claves que usan las personas persuasivas. El lenguaje corporal positivo, según la revista, sirve para convencer al público de que lo que se está diciendo es algo completamente válido. En muchas ocasiones, cómo se dice algo es más importante que el mensaje en sí.

Son claros y concisos. La gente persuasiva tiene la capacidad para comunicar sus ideas de manera rápida y clara. Cuando usted domina perfectamente el tema del que está hablando es muy fácil hacer ese mensaje divertido y fácil para aquellos que no lo entienden.

Son personas genuinas. Ser genuino y honesto es vital para ser persuasivo. Nadie quiere una falsificación. Las personas se sienten atraídas por la gente original porque saben que se puede confiar en ellos. La gente persuasiva tiene la suficiente confianza en sí misma como para estar cómoda en su propia piel.

Dan una fuerte primera impresión. Una investigación muestra que la gente sabe si una persona le cae bien o no antes de 7 segundos. Puede sonar aterrador, pero puede utilizar esto para tomar ventaja y ganarse a la gente con su simpatía. Las primeras impresiones están muy ligadas al lenguaje corporal. Una buena postura, un apretón de manos firme y una sonrisa le ayudará a mejorar en este sentido.

Se dirigen a las personas por su nombre. Las personas persuasivas se aseguran de llamar por su nombre al resto de personas, no solo cuando las saludan. Las personas se sienten validadas cuando se dirigen hacia ellas por su nombre. Y si no se acuerda de su nombre, sea honesto y pregúnteselo. La próxima vez seguro que lo recuerda.

Compartir con sus amigos: