Tres millonarios chinos forjan una alianza para competir con Alibaba

Tres millonarios chinos forjan una alianza para competir con Alibaba

22 septiembre 2014, 08:05
News
0
2 979

El mercado del comercio electrónico en China es demasiado suculento para que se lo quede solo uno. Esto es lo que debieron pensar Ma Huateng, Robin Li y Wang Jianlin, tres de los empresarios más ricos de China, cuando hace menos de un mes unieron fuerzas para crear una nueva empresa que compita en este negocio justo cuando Alibaba, el gran dominador del sector en el país, ultimaba su flamante irrupción en Wall Street. Un estreno bursátil, culminado este viernes, que ha situado a Alibaba entre las 20 compañías más valiosas del mundo, con una capitalización de 231.000 millones de dólares (más de 180.000 millones de euros).

En la clasificación elaborada por Bloomberg, Ma, Li y Wang ostentan la segunda, tercera y cuarta mayor fortuna en China, solo superados ahora por Jack Ma, fundador y presidente de Alibaba. Su éxito radica en que las empresas que dirigen (Tencent, Baidu y Wanda) son líderes en sus respectivos negocios, y su reciente unión se basa en que nunca han conseguido hacerse un hueco significatiavo en el sector del comercio electrónico por separado.


El conglomerado Wanda es el mayor grupo inmobiliario del país. Cuenta con una extensa red de centros comerciales, hoteles de lujo y salas de cine. El año pasado desveló una inversión de 6.200 millones de euros para crear una “Ciudad del Cine” en la urbe costera de Qingdao y recientemente saltó a la actualidad española tras comprar el emblemático Edificio España en Madrid. La compañía pretende ahora llevar su inmenso negocio al terreno online en China en un momento en que la línea entre el comercio físico y el electrónico se vuelve difusa y hay que actuar ante el indiscutible liderazgo de Alibaba.

La apuesta es fuerte: de los 630 millones de euros que se invierten en el nuevo proyecto conjunto, el grupo inmobiliario aportará el 70%, mientras que Tencent y Baidu contribuirán con un 15% cada uno. De hecho, en una nota que comenta la alianza, la agencia de calificación Fitch asegura que “el capital asignado refleja el fuerte compromiso del grupo Wanda en este proyecto”.

Que Wanda haya escogido como socios a estas dos empresas tampoco es casual. Baidu es el principal motor de búsqueda en China con más de 500 millones de usuarios activos mensuales y Tencent es líder en las redes sociales con las plataformas QQ y WeChat, que acumulan 829 y 438 millones respectivamente. Wanda sabe que sus aliados son el principal canal para acercar su oferta a los móviles y tabletas de los chinos. “Se trata básicamente de servicios, como cine o karaoke, que incorporaremos a nuestras plataformas ya existentes, por ejemplo en los portales de compras en grupo o en el servicio de mapas", explica Anna Wang, responsable de comunicación de Baidu. Básicamente, Wanda usará las plataformas de Baidu y de Tencent para atraer a sus millones de usuarios. De ahí viene la expresión que los tres presidentes no se cansaron de repetir cuando, a finales de agosto, anunciaron la alianza: “Del online al offline”.

Si Baidu facilitará la geolocali-zación, Tencent sacará tajada del acuerdo gracias a su sistema de pago, TenPay. Cada vez que uno de los futuros usuarios adquiera un producto o un servicio, realizará el pago a través de su monedero virtual, que a pesar de haber sido bien recibido por el público se ha quedado muy por detrás de Alipay, la plataforma de Alibaba.

Aunque la unión es de tres gigantes que dominan sus sectores, no todo el mundo es optimista sobre el resultado. “Nuestros análisis indican que la posibilidad de fracaso de esta alianza es el 50%, porque las tres empresas ya han sufrido varios reveses en el sector del comercio electrónico”, asegura Cao Yong, director del Centro de Investigación del Comercio Electrónico en China. “Además, Wanda deberá mantener activos a Tencent y Baidu para poder sacar el máximo provecho de sus recursos”, añade. Sobre todo al primero de ellos, porque su 15% de participación en otro portal de comercio electrónico, jd.com, podría desmotivarle en caso de que el nuevo proyecto se convierta en un competidor real en el creciente mercado chino.

Compartir con sus amigos: