Cinco cosas que un multimillonario nunca les dirá.

Cinco cosas que un multimillonario nunca les dirá.

3 agosto 2014, 16:44
Angelarojas
2
179

¿Qué sucede cuando la mayor parte de la riqueza del mundo es dirigida por un grupo muy reducido de personas? ¿A qué temen y de qué se aquejan los ricos? ¿Es fácil ser un millonario?

 

  •  Cada año se hacen más y más ricos.


En 2013 el tamaño del estado de multimillonarios alcanzó un máximo histórico, es decir, esto ha contribuido a su "afiliación al club"  de la lista de los 200 novatos  (como Mark Zuckerberg). La lista de multimillonarios, según Forbes, en 2013 incluyó a 1.426 personas con una riqueza personal combinada de 5,4 billones de dólares. Lista, para la cual es típico, no incluir a entidades administrativas (en otras palabras, a dictadores). Así, 442 de los afortunados viven en EE.UU., 386 en la región de Asia y el Pacífico, 366  en Europa, 129 en América Latina y Canadá, 103 en el Medio Oriente y África. El capital propio medio de un solo multimillonario estadounidense es de $ 10.8 mil millones (el año pasado la cifra fue de $ 9,1 mil millones).

  Mientras tanto, el resto del capital del país se reduce gradualmente. Estadounidenses de a pie pueden ver, desde la recesión, la caída en el patrimonio nacional. El capital agregado total de multimillonarios, creció en más del 50% desde 2007. ¿Y por qué está pasando esto? Los expertos del mercado dicen que a ello han contribuido el crecimiento del mercado de valores, el aumento de los precios de los bienes raíces comerciales y residenciales. En combinación con las bajas tasas de inflación y de interés para los préstamos pequeños, toda la imagen en su conjunto es más que un fondo favorable para el gran aumento de fondos, a pesar de los altos impuestos.

 

  •  Un millón o incluso diez no son lo que parecen.


 Reconozca que hubo un momento en el que el precio medio por vivienda en Manhattan estaba a poco más de $1 millón, así, hacerse llamar millonario no significa ser rico, por cierto. Esto simplemente significa que usted tiene su propia casa en Nueva York o San Francisco o una casa de campo en la costa de Jersey. Una analogía directa sería la de las ancianas con pensiones miserables, pues ellas viven en los apartamentos de Stalin en el centro de Moscú. Estos "millonarios" solo ganan centavos por cada bolsa de yogur. Hoy en América a los ojos del público, incluso 10 millones dólares representan sólo la suma minima para hacerse llamar rico. 

La élite mundial es así como los Jones, Gates o Buffett, que se determinan por lo menos con ocho cifras en ingresos anuales. Los helicópteros, coches Bugatti Veyron Super Sport, una isla de 225 acres en el archipiélago de Fiji Katafanga ya a la venta por $20 millones, que ya ciertamente alguien a comprará. Recuerde la frase, "Un millón no mola. ¿Sabéis lo que mola? Mil millones de dólares", de la película "The Social Network ". Los multimillonarios y millonarios están sentados juntos en las juntas directivas de las grandes empresas pero los apretones de manos y las sonrisas de cada uno son muy diferentes. Los multimillonarios no notan a los millonarios, no están a su nivel. 

 

  • Este es un club para hombres. Con algunas excepciones. 


En los últimos años, las mujeres han logrado algunos avances en este ámbito, entre el "medio millar de oro" de personas hay 138 miembros del sexo más hermoso. El año pasado hubo sólo 104 de ellas, sin embargo, siguen siendo más del 90% los multimillonarios de genero masculino. En principio, no es sorprendente que sólo el 4% de los puestos clave en las grandes empresas están ocupados por mujeres. La proporción es notablemente baja, sobre todo teniendo en cuenta que el 18% de los miembros del congreso de Estados Unidos y el 30% de los jueces de distrito del país  son damas. 

 Fundamentalmente, no es un camino seguro hacia la fortuna si trabajas en puestos comunes o en empresas grandes. Así, la mujer más rica del mundo, Lilian Bettenkur. Ella tenía 91 años cuando heredó 30 mil millones dólares de su padre, el mismo padre que fue el fundador del gigante de los cosméticos L'Oreal. En otras, la difunta Rosalía Mera, una de las 20 mujeres más ricas del mundo, ha tenido éxito por su cuenta. Ella dejó de asistir a la escuela cuando tenía 11 años, pero finalmente fundó la cadena mundial de venta al por menor de ropa Zara.

Y he aquí un hecho más de carácter importante sobre el "club de chicos": algunos de ellos, en especial los más jóvenes, posiblemente, están seriamente ligados a sus estados hormonales. Un estimulo importante para muchos de ellos, podría ser el del tipo trivial que compite por una chica. El resultado: mil millones de dolares.

 

  • No siempre son inteligentes. Muchos de ellos simplemente tuvieron suerte. 


Los multimillonarios americanos, como regla, son persona con alta educación. De colegios con unas exigencias muy estrictas para ingresar han salido más ricos que, por ejemplo, jueces, directores generales, senadores o directivos de clase.

Es más, se puede nacer inteligente y se puede nacer simplemente en la familia correcta. Estos dos factores tienen gran significado. La mayoría de los millonarios, incluyendo al más rico de américa, Bill Gates, nació en los peldaños mas altos de la clase multimillonaria. Así, el padre de Bill Gates era un abogado exitoso, el padre de David y Charles Koch era el fundador de una compañía refinadora de petroleo, el padre de Sam Robson Walton fundador de Wal-Mart. En general el primer paso para llegar a ser millonario es nacer millonario.

Sin embargo, muchos de los gobernantes del mundo, han nacido absolutamente sin ningún tipo de beneficios financieros. Sheldon Adelson, director general del casino Las Vegas Sand, nació en un barrio obrero de Boston, su padre trabajaba como taxista. Steven Biscotti, el accionista de control de los Baltimore Ravens, quedó huérfano a los ocho años. Lynn Tilton, la fundadora de la firma de capital Patriarca Partners, se crió en el Bronx, y luego, a sus veinte añosya era madre soltera y trabajaba casi todo el día. Ella dice: "No puedo recordar los años entre los 20 a 30, es que  daban miedo." 

 

  • Para ellos su dinero es sólo como la envoltura del "Monopoly"


 Donald Trump ha propuesto recientemente la construcción de un salón de baile para la Casa Blanca por $100 millones. Pero esto no es nada comparado a lo que algunos ricos gastan en dinero en un abrir y cerrar de ojos. En 2010, Roman Abramovich compró el yate «Eclipse" de 536 metros de longitud, cerca de $1 mil millones. En 2009, el príncipe saudí gastó 400 millones en el Airbus A 380. El mexicano David Martínez compró una pintura de Jackson Pollock por $140 millones. No obstante,  los ricos también saben cómo hacer cuentas. La mayoría de los multimillonarios en realidad gastan muy poco en casas. Muchos han pasado toda su vida tratando de ganar una fortuna y por lo tanto la contabilidad pasa por sus cabezas de forma automática. "Piden la cuenta en el restaurante y forman problema por 50 centavos "de más". Pero mañana van a comprar tranquilamente un avión por 50 millones de dólares ", dicen sus biógrafos.

 

 

 

 

Compartir con sus amigos: