Gurús de Davos cuestionan la arriesgada operación del BCE

Gurús de Davos cuestionan la arriesgada operación del BCE

22 enero 2015, 00:12
News
0
67

Son dos economistas habituales del Foro Económico Mundial y figuran en el abanico de gurús económicos de Davos. Uno de ellos, el ex economista jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kenneth Rogoff, se aproximó en la mañana de ayer al otro, Xavier Sala i Martín, junto a la escalera del Congress Hall. Rogoff estaba asombrado no sólo por la facilidad con la que el Tesoro español había recabado en la víspera 9.000 millones, en un crédito sindicado, sino porque la demanda era muy superior y el precio mínimo. «Esto es extraterrestre, la gente está comprando deuda española a menor remuneración que el bono estadounidense», sostiene Rogoff. «La influencia del BCE es grande, pero no ataca la raíz del problema y es que en España y en la Eurozona en general se ha hecho austeridad sin reformas de verdad que aseguren competitividad», coincide el catalán Sala i Martín.

Otro gurú habitual, el presidente de UBS y ex consejero del BCE, el alemán Axel Weber, considera un error la nueva estrategia de la autoridad monetaria de Fráncfort. En un debate en Davos pronosticó que Draghi lanzará un programa de compra de deuda «considerable» que, en su opinión, no hará sino «comprar tiempo» para que los líderes europeos tengan más margen para hacer las reformas que la Eurozona necesita. «El BCE sólo debe contribuir en parte a resolver la situación, cuanto más haga, menos harán los gobiernos europeos», lamentó el alemán.

También el presidente del HSBC, Douglas Flint, alertó en Davos del «riesgo de que los avances políticos hacia reformas estructurales queden en suspenso por el hecho de que los bancos centrales hayan resuelto el problema». Y apuntó otro peligro: «Si el plan del BCE no funciona, se perderá el efecto mágico que han tenido hasta ahora sus anuncios y llegará una nueva pérdida de confianza».

«Puede haber todavía otra crisis en la Eurozona y esta vez el BCE se habrá quedado sin munición, ése es el peligro», afirma Sala i Martín.

La Eurozona es sólo una de las preocupaciones en la edición de este año. El primer ministro chino, Li Keqiang, se desplazó a la estación alpina para calmar ánimos: «No habrá un aterrizaje forzoso en la economía china. Vamos a pasar de una fase de alto crecimiento a otra de crecimiento entre medio y alto».

Compartir con sus amigos: