El BCE sale al rescate de los bancos griegos

El BCE sale al rescate de los bancos griegos

20 junio 2015, 19:08
News
0
208

El Banco Central Europeo (BCE) elevó la financiación de emergencia a los bancos griegos y los ahorradores sacaron mil 200 millones de euros en un solo día el viernes, dijeron banqueros, pero el primer ministro, Alexis Tsipras, insistió en que el futuro del país en el euro está seguro.

Con Atenas cada vez más cerca de una cesación de pagos a fines de este mes, el líder izquierdista dijo a sus ciudadanos que se demostrará que los profetas de la “crisis y el terror” están confundidos, ya que su gobierno pactará con sus acreedores de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

No obstante, funcionarios de la UE dijeron que los ministros de Finanzas de la zona euro discutirán el lunes cómo manejar un default, a menos que Atenas presente nuevas propuestas de reformas y austeridad que puedan convencer a sus acreedores de que desbloqueen ayuda a partir agosto.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, dijo que nadie debe asumir que la cumbre de emergencia de este lunes podrá encontrar una “solución mágica”.

Fuentes bancarias dijeron a Reuters que, tras los enorme retiros del viernes, unos 4 mil 200 millones de euros habían salido de las cuentas bancarias griegas esta semana pese a los esfuerzos del Banco de Grecia para restablecer la calma.

“Hoy fue un día más difícil comparado con ayer (jueves)”, dijo uno de los banqueros. “Es probable que el lunes también sea duro”.

Los responsables de política económica del BCE elevaron, por segunda vez en una semana, el límite de la Asistencia de Liquidez de Emergencia, el salvavidas que mantiene a flote a los bancos griegos ante una caída de los depósitos, en mil 800 millones de euros, dijeron funcionarios griegos. Funcionarios dijeron que el BCE revisará de nuevo el límite en la noche del lunes, después de que los líderes de los gobiernos de la zona euro intenten romper el estancamiento con Atenas en su reunión de emergencia en Bruselas.

Grecia está cerca de saltarse el 30 de junio un pago de deuda de mil 600 millones de euros al FMI, a no ser que los acreedores reanuden la financiación. No obstante, Tsipras transpiraba confianza y calma, antes de volver el sábado a Atenas, tras reunirse en Rusia con el presidente Vladimir Putin, en los márgenes de una conferencia económica en San Petersburgo.

“Se demostrará que todos aquellos que apuestan por escenarios de crisis y terror se equivocan”, dijo Tsipras en un comunicado entregado por su oficina mientras él está en Rusia.

“Habrá una solución basada en el respeto a las normas de la UE y la democracia que permitirá a Grecia volver a crecer en el euro”, agregó.

Ni él ni Putin hicieron mención a la crisis de deuda griega en una comparecencia conjunta. Un comunicado del Kremlin dijo que hablaron de “cooperación comercial y económica entre las dos partes”, pero no ofreció más detalles.

Alemania, el mayor contribuyente a los programas de rescate europeos, dejó una puerta abierta a la esperanza de un acuerdo en la cumbre del lunes. “No es demasiado tarde para esto y, por supuesto, esperamos que sea posible un acuerdo así”, señaló el portavoz gubernamental Steffen Seibert, en Berlín.

Sin embargo, el ministro de Finanzas germano, Wolfgang Schaeuble, quien ha liderado una línea dura ante Atenas, se mostró menos optimista. “No estoy seguro de poder anunciar algo sensacional o nuevo el lunes”, dijo a los periodistas.

El Banco de Grecia —que advirtió que el futuro del país en el euro e, incluso, en la UE está en riesgo si el gobierno no llega a un acuerdo con sus acreedores— intentó dar garantías a sus ahorradores de que el sistema bancario sigue siendo estable.

El dinero ha estado saliendo de los bancos desde que Grecia aceptó el primer rescate en 2010. Pero, tras una relativa calma, los retiros aumentaron en los últimos meses y se aceleraron de forma abrupta esta semana.

El BCE ha estado subiendo gradualmente la cantidad de fondos de emergencia disponibles para el Banco de Grecia, pero el ritmo ha crecido mientras se profundizaba la crisis.

El límite había subido a comienzos de esta semana en mil 100 millones de euros, hasta los 84 mil 100 millones. 



Compartir con sus amigos: