Análisis: Tres riesgos del petróleo barato que destaca el Banco de Inglaterra

Análisis: Tres riesgos del petróleo barato que destaca el Banco de Inglaterra

17 diciembre 2014, 16:13
lizard-lizard
0
152

El último informe de estabilidad financiera que publicó el Banco de Inglaterra ha incluido una sección especial para advertir de las consecuencias negativas que puede generar la súbita caída del precio del crudo, que en unas semanas han descendido un 40%.

Mark Carney, gobernador del Banco de Inglaterra, destacó al presentar el informe que «el agudo descenso del petróleo debería potenciar el crecimiento de la economía global y de Reino Unido. Es una tendencia positiva, pero que también presenta riesgos para la estabilidad financiera».

Tres son los riesgos principales que el supervisor monetario de Reino Unido detecta en el crudo barato, y que están teniendo su reflejo en los mercados internacionales.

1. En caso de prolongarse, podría «impactar la capacidad de algunas empresas, como firmas de exploración de gas y petróleo shale (formaciones rocosas) de Estados Unidos, de mantener el servicio de sus deudas. Teniendo en cuenta que esas empresas suponen el 13% de la deuda en circulación en los mercados de bonos de alto rendimiento de Estados Unidos, un incremento en el riesgo de crédito del sector podría llevar a ventas por parte de los inversores y una potencial falta de liquidez en el resto del mercado de alto rendimiento».

El Banco de Inglaterra advierte del efecto dominó que tienen ese tipo de crisis en los mercados de deuda, cuando los inversores intentan vender y no encuentran suficientes compradores de sus bonos, lo que les obliga a deshacerse de activos en otros mercados.

El organismo recuerda lo sucedido el 15 de octubre, cuando se produjo una gran volatilidad en el precio de los bonos públicos de Estados Unidos, que algunos atribuyen a la necesidad de los hedge funds de obtener liquidez con la que cubrir pérdidas en otros títulos.

Esos episodios de falta de liquidez se ven agudizados, según el Banco de Inglaterra, porque la regulación hace ahora que los bancos de inversión tengan una menor cartera de títulos para dar servicio a sus clientes.

2. «En economías cuyo nivel de inflación ya es débil, particularmente en algunas partes de la zona euro, el bajo precio del petróleo puede deprimir más las expectativas futuras de inflación. Esto, a su vez, podría resultar en tasas de crecimiento más bajas de los ingresos nominales, incrementando el peso de las deudas existentes».

Significa que la caída del crudo puede llevar la Eurozona a un escenario de deflación y bajo o nulo crecimiento, similar al sufrido por Japón en las últimas décadas.

3. «La posibilidad de reforzar ciertos riesgos geopolíticos»

Sin citar países concretos, el Banco de Inglaterra parece aludir a grandes exportadores de crudo como Rusia o Irán, cuyas economías podrían sufrir por la bajada de precios, creando descontento social.

Según concluye la entidad supervisora, «una disminución del apetito por el riesgo, provocada por un entorno global más débil o la cristalización de riesgos geopolíticos, podría generar súbitos y agudos movimientos en los precios de mercado. Estos movimientos serían más distorsionadores al haberse producido un deterioro de la liquidez durante los últimos años, reflejando en parte la evolución de los modelos de negocios de los bancos».

Compartir con sus amigos: