Serie de traders legendarios - Livermore Jesse, la batalla de un titán.

Serie de traders legendarios - Livermore Jesse, la batalla de un titán.

4 septiembre 2014, 15:24
Kalinkita
0
97

Hechos interesantes de la vida de Jesse Livermore:

  • Teniendo 14 años de edad y cinco dólares en el bolsillo, huyó de casa. A los 15 años empezó a ganar $1000.
  • Además de todo esto, Jesse Livermore es famoso porque en toda su vida supo perder y recuperar todas su fortuna, estimada en millones de dólares, cuatro veces.
  • El lucro más ruidoso del gran trader fue de 3 millones (durante el crac de 1907) y 100 millones (durante el crac de 1929). Más tarde todo sería perdido. Para que el lector se haga una idea más clara del tamaño de ingresos de Livermore , vale la pena decir, que un dólar de 1913 es más o menos igual a 100 dólares actuales.
  • Jesse Lievermore terminó con su vida. Para este momento estaba casado con una tal Garriet.  Curiosamente sus anteriores cuatro esposos terminaron igual, suicidándose.

 

 

Niñez y adolescencia. Primeros pasos hacia el éxito.

Jesse Livermore nació en Massachusetts, EE.UU., en 1877. Sus padres eran granjeros. El padre del futuro gran trader quería que su hijo, como él, trabajara en el campo. La madre no le deseaba ese mismo destino. Ella entendía que Jesse podía lograr más en la vida y para esto habían sérias premisas. En la niñez, Livermore  asimiló un curso de matemáticas de tres años en uno solo.

Por eso, a los 14, teniendo en el bolsillo 5 dólares, que le dio su madre, huyó de casa sin haber terminado la escuela. Llegó en carreta a Boston donde consiguió trabajo. Entre sus obligaciones estaba tomar cotizaciones por teléfono de New York y anotarlas con tiza en un tablero.

Durante su día laboral, a Jesse le correspondía anotar miles de cifras. Al poco tiempo notó que los parámetros de las cotizaciones no cambiaban caóticamente, sino que lo hacían con cierta regularidad. Fue entonces que Livermore empezó a llevar anotaciones personales y analizarlas en el tiempo libre. Rápidamente, Jesse decidió hacer su primera apuesta en la bolsa de valores. Esta resultó ser exitosa ganando tres dólares.

Analizando constantemente sus reservas y haciendo tratos a través de distintas oficinas de corredores (las compañías con las que él hacía negocios no se podían llamar brokers ya que ellas aceptaban apuestas de cambio de precios, las acciones en sí no se compraban), Jesse Livermore alcanzó tal maestría que podía con facilidad pronosticar cambios a corto plazo de precios de acciones. Con todo esto él no tenía ni idea de cuál era el quehacer de la compañía, qué eran los títulos que compraba o vendía.

Al principio, durante sus descansos en el trabajo, Jesse Livermore corría a las oficinas vecinas para hacer apuestas. Sin embargo al poco tiempo abandono el trabajo ya que este le daba menos dinero que sus premios en las apuestas.

Vale la pena detenerse, con más detalle, para examinar las oficinas de corredores con las cuales negociaba nuestro querido trader. Para hacer una apuesta en tal compañía era necesario colocar un pequeño capital inicial, por lo regular, 1 dólar la acción. Si el precio cambiaba en un dólar en la dirección escogida, el capital se duplicaba, si se hacía en $1 en la dirección contraria se perdía  todo el depósito.

Pues de esta forma, negociando con corredores, Jesse Livermore, logró ganar mucho dinero. Con todo esto empezó a ganar mala fama, especialmente si se tiene en cuenta de que el lucro de Livermore era pérdida para el buró de corredores.

A consecuencia de que los corredores empezaron a sacar a Jesse a la calle ya que no querían perder dinero. Al poco tiempo, en Boston no quedo ni un solo establecimiento donde a Livermore no lo conocieran. A sus veinte años sólo le quedaba abandonar Boston e irse a New York para conquistarla. Para este momento tenía en su bolsillo $2000.


Traducción Ottmar Humberto Flórez Jaimes


Compartir con sus amigos: