FCC rompe la negociación con Soros y negocia la entrada de Slim

FCC rompe la negociación con Soros y negocia la entrada de Slim

24 noviembre 2014, 09:45
News
0
62

Esther Koplowitz, la máxima accionista de FCC no ha logrado cerrar un acuerdo con el inversor George Soros para que éste se convierta en accionista de referencia de la constructora, en la que ahora negocia dar entrada al magnate mexicano Carlos Slim, según informa El País.

FCC ha finalizado el periodo de negociación en exclusiva con Soros Fund, la firma del multimillonario estadounidense de origen húngaro George Soros, para darle entrada en el grupo ante la falta de acuerdo y negocia ahora en exclusiva con la familia Slim, según ha anunciado este lunes la compañía controlada por Esther Koplowitz en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En particular, el grupo de construcción y servicios está negociando con Control Empresarial de Capitales, sociedad perteneciente en su integridad a Inmobiliaria Carso, que a su vez está controlada por la familia Slim.

El 14 de noviembre, el consejero delegado de FCC, Juan Béjar, dijo que Esther Koplowitz, que controla el 50,15% de FCC a través de la sociedad B-1998, había llegado un acuerdo de exclusividad con un fondo de Soros para que acudiera a la ampliación de capital de 1.000 millones de euros que fue aprobada por la Junta de Accionistas seis días después.

Soros, que posee el 3,8% de FCC, podría haber alcanzado una participación cercana al 25% en el grupo con esa operación. El multimillonario estadounidense iba a convertirse en accionista de referencia tras la compra de los derechos de suscripción en la ampliación de capital de 1.000 millones de euros aprobada la semana pasada. El acuerdo suponía una inversión de 500 millones por la mitad de la citada ampliación de capital, a los que se añadía el valor de los derechos, estimados en otros 160 millones.

Soros ya tiene una presencia minoritaria en la constructora fundada por el empresario de origen polaco Ernesto Koplowitz en los años cuarenta del pasado siglo, aunque no ha llegado nunca a declarar una participación significativa, esto es, superior al 3% del capital.

Compartir con sus amigos: