Cuánto tiempo necesita un capital para duplicarse?

Cuánto tiempo necesita un capital para duplicarse?

15 agosto 2016, 03:29
Jose Lourenco Claudio Junior
0
186

Si tienes algún dinero ahorrado y quieres obtener ganancias adicionales, invertir es tu mejor opción.

Pero si no sabes qué invertir, o no te sientes seguro sobre tus conocimientos en ello, aquí te presentamos algunos consejos para que le saques el mejor provecho a tu dinero.

¿Cómo se duplica tu dinero..? LA REGLA DEL 72.

¿Te ha explicado alguna vez tu banco la regla del 72?

Casi seguro que no, sería una buena manera de perder clientes.

Se trata de un modo muy simple de calcular aproximadamente cuanto tiempo necesita un capital para duplicarse.

Es tan sencillo como dividir el número 72 por el tipo de interés que obtenemos por nuestro dinero.

La unidad de tiempo que utilicemos para la tasa de rentabilidad será la que apliquemos al resultado.

Unos ejemplos:

Si obtenemos un 4 % anual
72 / 4 = 18

Nuestros ahorros tardarán 18 años en duplicarse

Si obtenemos un 12 % anual
72 / 12 = 6

Nuestros ahorros tardarán 6 años en duplicarse

Si obtenemos un 8 % mensual
72 / 8 = 9

Nuestros ahorros tardarán 9 meses en duplicarse

Es importante darse cuenta que, en una inversión a largo plazo, el doble de rentabilidad no significa el doble de intereses, sino muchísimo más.

La regla del 72 puede usarse también a la inversa, para calcular qué tipo de interés necesitaríamos para duplicar nuestro capital en un período de tiempo deseado.

Por ejemplo, si quiero duplicar mis ahorros en 10 años:
72 / 10 = 7,2

Necesitaré una rentabilidad superior al 7% anual.

Por supuesto, este sencillo cálculo no tiene en cuenta los impuestos inherentes a cualquier inversión ni la subida del nivel de precios.

Recordemos que la inflación afecta negativamente a la rentabilidad que obtenemos, de manera que para obtener la rentabilidad real que supone para nuestro bolsillo una inversión, deberíamos restar a la tasa de rentabilidad el I.P.C. correspondiente.

Está claro que las entidades bancarias no educan a sus clientes financieramente, si fuera así, nadie contrataría un depósito al 4% anual, puesto que la rentabilidad final es negativa, si tenemos en cuenta los impuestos y la inflación

Una inversión no es algo sencillo, ya que así sea mínima la cantidad que dispongas, toda inversión supone algún riesgo y a nadie le gustaría perder su dinero.

Pero según la manera cómo inviertas, ese riesgo puede ir disminuyendo hasta dejar de ser un obstáculo para tu inversión.

Por ello lo mejor es invertir en lo que conoces.

Hay muchos lugares para invertir nuestro dinero (bolsa, depósitos bancarios, deuda pública, inmuebles, bonos, etc.).

Si tienes especial predilección por alguno, ese es el lugar ideal donde invertir.

Esa es la mejor forma de ser plenamente consciente sobre cómo funcionan las cosas.

Pero si no estas familiarizado con ningún tipo de inversión, la solución es informarte por especialistas.

Algún familiar, amigo o conocido, incluso puedes buscar ayuda en tu banco de confianza.

Pero nunca te dejes guiar por la opinión de un desconocido.

Otro consejo para los inversores es siempre diversificar.

Si uno apuesta todo su dinero en un sector queda totalmente condicionado a ello.

Si en vez de eso, inviertes menores cantidades en diversos sectores tendrás mayor solidez.

Siempre tienes que estar pendiente de tu dinero. Por más que una inversión tenga un alto margen de seguridad, siempre debes controlarla.

Estar informado sobre el rumbo de la economía te puede dar varias ventajas a la hora de invertir.

Toda inversión supone ganancias, pero también podría suponer pérdidas.

Debes ser consciente de ello y asumirlo. Si esta vez te tocó perder, ten en cuenta que la próxima te tocará recuperar y ganar dinero.

No te desesperes por ello.

Las inversiones suelen tener un plazo hasta que empieces a sentir las ganancias.

Ten paciencia, pero mantente informado sobre tu dinero y la economía durante ese tiempo.

Con estos consejos tu inversión va a estar más segura.

¿En qué invertimos para que la inversión sea exitosa?

¿Con qué?

¿Cómo?

¿Dónde?

¿Con quién?

¿Por qué?

La respuesta a algunas de estas preguntas, que analizaré en los apartados siguientes, hará que entendamos por qué buscamos soluciones en las inversiones.

La definición formal de ahorro dice que es "la diferencia entre el ingreso disponible y el consumo efectuado por una persona, una empresa, una administración pública... de igual forma que el ahorro es la parte de la renta que no se destina al consumo, o parte complementaria del gasto."

Es habitual ver en los mass media resultados de encuestas en las que se pregunta a la población si ahorra.

Normalmente la respuesta mayoritaria era que no, y en la actualidad estoy convencido de que la inmensa mayoría dice también que no ahorra, es más, no puede ni afrontar los gastos corrientes con normalidad.

Pues bien, aún estando en la situación en la que estamos ahorrar es posible.

El ahorro es una decisión de inversión fundamental.

Y cuando hablo de ahorro, no me refiero a meter billetes de 500 euros debajo del colchón de la cama.

Hablo de gestionar el capital de una manera responsable y eficaz, así como valorar el coste de oportunidad del consumo, que lo tiene siempre aunque no solemos ser consciente de ello.

Cada vez que gastamos, cada vez que consumimos o invertimos están presentes los costes de oportunidad.

Quiero decir: cada vez que usamos nuestros recursos económicos en algo, estamos asumiendo que no lo estamos haciendo en otra cosa que nos podría dar otro resultado.

En infinidad de cosas.

Algo tan sencillo como este concepto, esta reflexión, la solemos pasar por alto.

Hablar de la sinergia de una buena decisión de inversión y un ahorro consciente, tal vez sea solapar conceptos, pero creo que es necesario sacar partido de ella.

Una buena cartera de inversión solo se consigue contemplado ambos conceptos y haciéndolos uno solo.

Conclusión: es necesario conocer el mercado de inversiones antes de saber donde inviertes.

Una decisión de inversión sin un estudio del mercado será la mitad de buena que otra en la que se han valorado otras opciones.

Otro punto importantísimo, incluso básico, es el control de liquidez de tu cartera.

En un lenguaje más claro: las entradas y salidas de capital.

Depende de para que y que busques, tal vez necesites una inversión que, aunque te dé menor rentabilidad, tenga más opciones de liquidez, esto es, que puedas convertirla en efectivo en el menor tiempo posible.

Con el "boom" inmobiliario, antes tratado, he comentado el problema de los "enganches" de muchos inversores que se han quedado con pisos que tienen un precio interesante pero que no pueden vender.

Es fundamental que controles vencimientos, liquidez y entradas y salidas de tu cartera de inversión, es lo primero que tienes que hacer antes de invertir.

¿En que momento podrías necesitar el capital que estas invirtiendo?

No con todas las inversiones tendrás las mismas opciones.

Fundamental: conoce donde estás invirtiendo, no lo hagas porque te lo cuentan, porque probablemente te equivoques, o no duermas tranquilo.

A modo de resumen de los aspectos principales y claves de la gestión de tus decisiones de inversión, que formarán tu cartera, hay que hacer referencia a tres conceptos:

1 - Valoración de las posibilidades de inversión existentes y de tus preferencias de inversión.

2 - Análisis del riesgo de inversión y del riesgo que estás dispuesto a asumir.

3 -  Y conocimiento de donde estás invirtiendo.

Tres aspectos fundamentales para crear inversiones exitosas.

Muchas Gracias, y lo más importante:

"Invierte tu dinero, y disfruta tus ganancias"

Parte de esta información está en :
[Extraído del libro “Herramientas para enfrentarse a la crisis”]

Compartir con sus amigos: