Los maquinistas alemanes comienzan su novena huelga en nueve meses

Los maquinistas alemanes comienzan su novena huelga en nueve meses

19 mayo 2015, 14:32
News
0
79

Nueva huelga de trenes en Alemania. Los maquinistas, que ya paralizaron el país a principios de mes durante una semana entera, han convocado un paro que afectará al transporte de mercancías a partir del martes 19 de mayo, y al de personas a partir del miércoles. La huelga, de carácter indefinido, amenaza con complicar las vacaciones de millones de alemanes que este fin de semana pretendían viajar aprovechando el puente de Pentecostés.

Esta protesta es la novena convocada por los maquinistas en un conflicto que dura ya nueve meses. El sindicato GDL, dirigido por Claus Weselsky, quizás una de las personas más impopulares ahora mismo en Alemania, reclama a la compañía Deutsche Bahn una subida salarial del 5% y una rebaja en la carga de trabajo. La huelga afectará no solo a los 5,5 millones de alemanes que usan el tren cada día para sus desplazamientos. Los daños económicos que ocasionará el parón de una empresa que cada día transporta 607.000 toneladas de mercancías son también importantes. Los empresarios estiman en unos 100 millones de euros el coste de cada día de paro.

La huelga que tuvo lugar entre el 4 y el 10 de mayo ya fue la mayor en la historia de la Deutsche Bahn. Weselsky advirtió el lunes que la nueva jornada de protestas puede ser aún más larga y dio como única indicación que para desconvocar la huelga necesita 48 horas de antelación. “A lo largo del día de hoy seguiremos negociando con el sindicato GDL”, dijo el responsable de personal de la compañía, Ulrich Weber. Deutsche Bahn confía en poder alcanzar un acuerdo que evite el paro durante los días festivos.

Además de la pelea por un aumento salarial, el conflicto es importante para el sindicato convocante porque se juega su papel en la compañía. GDL, minoritario en la Deutsche Bahn, aspira a poder negociar los salarios no solo de los maquinistas, sino de otros trabajadores de la empresa. Esta es una aspiración importante en un contexto en el que el Gobierno quiere reducir el peso de los pequeños sindicatos corporativistas.

Compartir con sus amigos: