“No nos equivocamos en invertir en Brasil; la demanda responde”

“No nos equivocamos en invertir en Brasil; la demanda responde”

27 abril 2015, 02:14
News
0
113

Una comitiva de la compañía aérea Iberia llegó a São Paulo la pasada semana para vender su nueva marca a su principal mercado en Latinoamérica. La inversión en publicidad y la elección de São Paulo como primer destino promocional evidencian los intereses de la compañía en Brasil, a pesar de sus turbulencias económicas. La aerolínea española, que forma parte del holding IAG junto a British Airways, acaba de cerrar 2014 con cerca de 50 millones de beneficio operativo (311 millones en pérdidas si se tienen en cuenta efectos como el tipo de cambio en Venezuela o los costes del ajuste de empleo). El presidente de la compañía, el ingeniero aeronáutico Luis Gallego, apuesta por América Latina, y sobre todo por Brasil, para recuperar los ingresos de la época de bonanza.

Pregunta. Iberia ha cerrado 2014 con beneficio operativo tras seis años de números rojos. ¿De qué libro se saca la receta para superar una crisis de esta magnitud por primera vez?

Respuesta. El paciente estaba muy diagnosticado; lo que había que hacer era ejecutar todas las medidas necesarias para salir adelante. Cuando me incorporé a Iberia estaba muy claro lo que le pasaba a la compañía[EN 2012]: perdíamos un millón de euros al día y teníamos problemas en el corto y medio radio, que nos hacían falta para alimentar el largo radio. Comenzamos a ajustar la capacidad, redujimos 20 aviones, implementamos el acuerdo de mediación para que la plantilla de Iberia se ajustase más a la actividad, comenzamos con el cambio cultural de la compañía, se redujo al 50% el equipo directivo, nos mudamos a un nuevo edificio, hicimos una nueva marca, una nueva página web... Todo lo teníamos identificado, pero había que ponerse a cambiarlo.

P. La compañía está apostando por la apertura de nuevas rutas internacionales, como la de Cuba, suspendida por falta de rentabilidad. ¿Qué dificultades plantea esa estrategia?

R. El riesgo lo teníamos antes cuando no teníamos la estructura de costes adecuada. Ahora mismo, lo que estamos haciendo es reabrir alguna de las rutas que cerramos porque nuestra estructura de costes y perspectiva de ingresos nos garantiza que la ruta va a ser rentable y sostenible y estamos apostando por rutas nuevas, como la de Cali y Medellín, una apuesta clara por reforzar nuestro liderazgo en América Latina. Nosotros tenemos un departamento de red que analiza día a día, a medida que los costes de la compañía están bajando, qué nuevas rutas tienen sentido y en qué nuevos mercados nos queremos meter. Latinoamérica, lógicamente, es un sitio donde queremos seguir siendo los líderes, pero exploramos otras alternativas en África o Asia.

P. Hace tiempo que Iberia habla de Asia como alternativa. ¿Cuándo tienen previsto iniciar esos vuelos entre España y Asia?

R. Lo haremos cuando estemos seguros de que tiene sentido. Ya volamos en el pasado a Tokio y se dejó de hacer. Si fuesen rutas que está clarísimo que son rentables, ya se estarían haciendo. Hay que analizarlo con mucho detalle y no queremos hacer experimentos.

P. ¿Están estudiando solo Pekín o hay más opciones?

R. Se valoran varias ciudades y no puedo decir cuáles. Esas rutas dependen del nivel de ingresos que vamos a capturar. Solo vamos a abrirla cuando estemos seguros de que tiene sentido.

P. ¿Por qué no ha llegado todavía el low cost a Brasil?

R. Supongo que el mercado de bajo coste, como ha ido pasando en el resto del mundo, acaba implantándose. Hace tiempo, también se decía que no iba a ser lo que ha sido y ahora mismo en Europa tiene un buen porcentaje del mercado, y eso se irá expandiendo. Al final, dar un producto que estimule el mercado, con una calidad buena para las personas que solo quieren desplazarse, acaba triunfando.

P. Iberia va a centrar su inversión en Brasil en un momento de debilidad económica. ¿Vale la pena arriesgar?

R. La reestructuración de Iberia se ha hecho en un momento de crisis, de la aerolínea y del país, tanto que tuvimos que decidir si apostábamos por una nueva marca, si era el momento, ya que no estaba claro hacia dónde iba España, pero apostamos y creo que lo hicimos correctamente. En Brasil nos sucede lo mismo: estamos seguros de que no nos equivocamos. Es un mercado donde la demanda responde y será uno de los mercados más importantes para nosotros.

P. ¿Un accidente como el de Germanwings podría haber ocurrido en Iberia?

R. Todas las aerolíneas cumplimos la regulación aeronáutica. Intentamos aprender de los accidentes y, una vez que se concluyan las causas de este accidente, veremos qué es lo que podemos hacer todos para que el avión continúe siendo el medio de transporte más seguro.

Compartir con sus amigos: