¿Por qué los EE.UU. permiten a China acumular tanto oro para sus reservas? – Jim Rickards

¿Por qué los EE.UU. permiten a China acumular tanto oro para sus reservas? – Jim Rickards

30 marzo 2015, 18:00
Angelarojas
0
178

El oro físico forma parte de las reservas de los países, como las divisas o las inversiones en bonos. Sin embargo, los porcentajes de unos y otros activos varían en función de las necesidades y de la economía de los propios países. Jim Rickards aborda estas cuestiones en su nueva publicación mensual, Inteligencia Estratégica. por qué EE.UU. permite a China acumular tanto oro para sus reservas.

Mucha gente todavía piensa en el oro como una parte de los activos y divisas que componen las reservas totales de un país. Sin embargo, quedan muy sorprendidas cuando conocen un dato; las reservas de los Estados Unidos está compuesta en un 70% por oro. Si se compara con el 1% adjudicado a China parece que existe un desequilibrio importante. Pero, en mi opinión, estos datos no son nada significativos.

Las reservas de un país son una mezcla de oro y divisas, que pueden estar invertidas en bonos u otros activos. Los Estados Unidos no necesitan de otras monedas porque imprimen la divisa de referencia, los dólares. Así que no tiene sentido poseer y almacenar euros o yenes. Si no necesitas otras divisas para formar tu reserva, tiene sentido que el país tenga en sus reservas un gran cantidad de reservas en oro. En China sí existe una mayor necesidad de otras monedas.

En mi opinión, resulta más equilibrado cuantificar las tenencias de oro de un país en relación con su Producto Interior Bruto (PIB). El PIB es la representación de la economía de un país. El valor bruto de todos los bienes y servicios.

En una economía donde la oferta monetaria y la emisión de dinero, está regida por el criterio de los Bancos Centrales, se dice que las las posesiones físicas de oro de un país es el dinero real.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) desvinculó oro y dinero oficialmente en 1975. El gobierno estadounidense terminó con la convertibilidad del dinero por oro cuatro años antes, en 1971.El oro desapareció “oficialmente” en sucesivas etapas a mediados de 1970. Pero el oro físico siempre ha estado ahí.

Hoy en día, los EE.UU. tiene cerca de 8.000 toneladas de oro. No se han desecho de una cantidad significativa de oro desde 1980, tras las masivas ventas de finales de los años 70 dirigidas a contener el precio. Y desde entonces muy pocas ventas más se han hecho . Así que una de mis preguntas para los Bancos Centrales es que si el oro es una cosa tan ridícula para poseer, ¿por qué nos aferramos a él? Pero esta pregunta es otra historia.

En la actualidad y de forma oficial, China no tiene suficiente oro para tener un “asiento en la mesa” de líderes mundiales de tenedores de oro. Compare la política mundial con el popular juego de póquer denominado Texas Hold’em. De estar sentados en esa mesa de juego, ¿cuál es el objetivo? Pues apilar la mayor cantidad de fichas posibles.

El oro se utiliza como estas fichas de juego en el escenario político-financiero mundial. Esto no implica un retorno automático al patrón oro, pero sí significa que una mayor cantidad de oro, otorga voz entre los principales actores que se sientan en la mesa de juego.

Por ejemplo, Rusia tiene la octava parte del oro que atesora los Estados Unidos. Así dicho, parece una pequeña cantidad de oro. Pero si también tenemos en cuenta el volumen de ambas economías -con esa misma diferencia de 8 a 1-, veremos que, en realidad, los rusos poseen una cantidad de oro adecuada y ajustada al tamaño de su economía.

Las reservas de oro de Estados Unidos, calculadas a precio de mercado, equivalen aproximadamente al 2.7 % de su PIB. Un porcentaje que variará en función de la cotización del oro, como es natural. En Rusia observamos exactamente el mismo porcentaje y, en el caso de Europa, resulta más elevado, por encima del 4%.

En China, oficialmente, la cifra es de 0,7 %. Extraoficialmente, si damos por bueno las cantidades que se manejan de las reservas reales chinas -en torno a las 4.000 toneladas de oro- tendríamos una nueva cuenta que situaría las reservas chinas en los mismos niveles que rusos y estadounidenses, el 2.7 % respecto al PIB.  Pero los chinos quieren aumentar las reservas en la medida que también crece su economía. 

Compartir con sus amigos: