EEUU creció el año pasado al mayor ritmo desde 2010

EEUU creció el año pasado al mayor ritmo desde 2010

28 marzo 2015, 16:00
News
0
69

La tercera revisión del PIB del último trimestre arroja un alza del 2,2%.

Estados Unidos despidió 2014 con un crecimiento del 2,2 por ciento, según la tercera y última revisión del Departamento de Comercio. Una cifra general que se mantuvo sin cambios con respecto a la estimación previa pero que quedó dos décimas por debajo de lo esperado por el consenso del mercado. Aún así, la mayor economía del mundo creció en el conjunto del año alrededor de un 2,4 por ciento, su mejor ritmo de los últimos cinco años.

Sin embargo, el encarecimiento del dólar y la huelga que provocó el cierre de los puertos en la costa oeste del país se dejaron notar. De hecho, los beneficios después de impuestos de las compañías estadounidenses cayeron en los últimos tres meses de 2014 alrededor de un 1,6 por ciento. La caída fue más intensa en los beneficios generados fuera de las fronteras del país, que mermaron a un ritmo del 8,8 por ciento, un desplome que no se veía desde la Gran Recesión de 2009.

El pilar de la economía estadounidense siguió siendo el consumo. El gasto del consumidor fue revisado al alza dos décimas entre octubre y diciembre hasta aumentar un 4,4 por ciento, su mejor marca desde 2006. Aquellos que ven la botella medio llena apuntan que la economía debería crecer un 3 por ciento este año, con una desaceleración entre el 1,2 y el 2 por ciento en el primer trimestre.

Durante la primera mitad del año aún se debería notar el efecto de la caída del crudo y la gasolina barata, que ya comienza a tocar fondo pero que ha elevado el poder adquisitivo de las familias estadounidenses en alrededor de 1.100 dólares. Este ahorro tendrá efectos indirectos, y los ciudadanos no llegarán a notar el impulso hasta mitad del año. El fortalecimiento del dólar y la estabilidad de los precios de la energía serán los catalizadores que tomarán las riendas económicas en la segunda mitad del año, haciendo mella en la balanza comercial pero no tanto como para neutralizar el poderío del consumidor.

Compartir con sus amigos: