Los 1,10 del EUR/USD aguantan de nuevo

Los 1,10 del EUR/USD aguantan de nuevo

26 marzo 2015, 19:30
News
0
125

Una vez más, la barrera de los 1,10 ha resultado demasiado difíciles para el . Pese a nuevos datos alentadores europeos (encuesta Ifo mejor de lo esperado) y datos decepcionantes en EE.UU. (pedidos de bienes duraderos peores de lo esperado), el par sólo estuvo unos minutos por encima de la barrera de los 1.10 antes de venirse abajo.

Parece que nos preparamos para un nuevo ataque a esa línea al iniciarse la sesión esta mañana. No obstante, el telón de fondo fundamental es ligeramente diferente, ya que el mercado de bonos ignoró ayer los débiles datos de EE.UU. Las expectativas sobre las tasas de los fondos federales subieron ayer 3 pbs, mientras que las rentabilidades de los bonos subieron 4-5 pbs en toda la curva y las expectativas de inflación también subieron, quizás por la subida en los precios del crudo (ver abajo).

Entretanto, el mercado forex parece estarse asentando y alcanzando más consenso, como muestra el rango cada vez más estrecho del EUR/USD a cada día que pasa: 3,99% el pasado jueves, 2,53% el viernes, 1.74% el lunes, 1.27% el martes y 1,04% el miércoles. La gran pregunta es qué en qué dirección romperá el mercado: por encima de los 1.10 o por debajo de 1.0890 (véase la sección técnica para más detalles).

El se dispara por los ataques aéreos saudíes Los precios del petróleo cayeron inicialmente este miércoles, después de que la Administración para la Información sobre Energía (EIA) de los EE.UU. confirmó un nuevo incremento en los inventarios de petróleo, pero luego el mercado se giró y los precios subieron con fuerza por noticias de que Arabia Saudí había comenzado a bombardear objetivos en Yemen.

La ofensiva saudí incrementa las posibilidades de que los suministros desde Oriente Medio se puedan ver interferidos. Yemen no es un gran productor de petróleo (sólo genera 133.000 b/d) pero en un extremo del país quedan los estrechos de Bab el-Mandab, un pequeño corredor acuático de 3,2 km (2 millas).

Se estima que unos 3,8 millones de b/d fluyen a través de este estrecho pasaje en los petroleros que navegan desde el Golfo Pérsico hasta el Canal de Suez. Si se cerrara, los petroleros tendrían que navegar en torno a África para alcanzar los mercados de Europa y América, lo que añadiría muchos días al viaje y elevaría considerablemente los costes del transporte.

Mi punto de vista, no obstante, es que en los últimos meses hemos visto numerosas amenazas a los suministros de Oriente Medio, como el colapso de Libia y el avance del ISIS en Irak, y hasta ahora el suministro sólo ha aumentado. Voy a ser optimista y a asumir que también esta vez será una falsa alarma. Entretanto, los inventarios de EE.UU. no dejan de subir y subir, como han mostrado los últimos datos.

Al ritmo actual, la capacidad del almacenamiento del puerto de Cushing, Oklahoma, el principal puerto de carga de EE.UU., estará completa a finales de junio. ¿Entonces qué? Nada que hacer, salvo soltar petróleo al mercado a cualquier precio.

Así que, asumiendo que la incursión saudí no dé lugar a una interrupción del suministro, mi expectativa es que los precios marquen nuevos mínimos en los próximos meses. Sin embargo, es imposible saber cuándo el mercado se girará de preocuparse sobre los combates a preocuparse de nuevo por el almacenamiento. Depende de la evolución militar, que nadie puede predecir.

No obstante, la creciente tensión en Oriente Medio probablemente influya en los mercados de divisas. El AUD y el NZD han sido las divisas con peor comportamiento en el horario nocturno ya que la aversión al riesgo ha impactado sobre el mercado, mientras que el JPY y las divisas sensibles al petróleo NOK y CAD se han apreciado.

Puntos a destacar para hoy: Durante la jornada europea tenemos las cifras de PIB para el cuarto trimestre en Francia. Dado que se espera que los datos definitivos confirmen la cifra preliminar de crecimiento, la reacción del mercado podría ser limitada, como es habitual.

El pronóstico para la oferta monetaria M3 de la Eurozona es que haya subido en febrero un 4,3% en tasa interanual, una ligera aceleración respecto al 4,1% de enero. Se espera que la media móvil de 3 meses acelere si el pronóstico se cumple. También podríamos ver girarse a positivo los créditos banacarios en tasa interanual por primera vez desde marzo de 2012.

Tales cifras sugerirían que las medidas preliminares del BCE para impulsar el crecimiento de la oferta monetaria, como las operaciones escogidas de refinanciación a largo plazo (TLTROs) ya estaban ejerciendo efecto antes incluso de que comenzara el programa QE en marzo. Ello contribuiría a los recientes datos que indican una incipiente recuperación en la economía europea.

En Noruega, el pronóstico para la tasa de desempleo AKU de enero es que se haya mantenido sin cambios en el 3,7%. La tasa oficial de desempleo para el mismo mes se ha incrementado, por lo que las probabilidades de un incremento en la tasa de desempleo AKU son altas, algo que podría resultar negativo para la NOK.

En Suecia se espera que el superávit comercial de febrero se incremente un poco. Esto podría fortalecer algo a la SEK.

En el Reino Unido las ventas minoristas de febrero se espera que suban, un giro con respecto al mes previo. Esto podría fortalecer a la GBP, al menos temporalmente, ya que el aumento de las ventas minoristas en el Reino Unido generalmente se asocia a una libra más fuerte.

No está claro, sin embargo, si es la economía o la política lo que predomina en estos momentos sobre la libra. O quizás se esté viendo afectada por los comentarios del gobernador Carney y sus amigos respecto a la trayectoria probable de las tasas de interés.

En EE.UU. tenemos el dato preliminar de peticiones de ayuda por desempleo para la semana terminada el 21 de marzo. También sale el PMI Markit preliminar del sector servicios para el mes de marzo.

Tenemos varias comparecencias en la agenda del jueves: hablan el presidente de la Fed de St. Louis, James Bullard; el presidente de la Fed de Atlanta, Dennis Lockhart; el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi y el gobernador del Banco de Canadá, Stephen Poloz.

El Mercado

El EUR/USD se mantiene por debajo de los 1.1045

El EUR/USD se negoció un poco al alza este miércoles, pero el tramo alcista se vio limitado una vez más por el nivel de retroceso del 61,8% con respecto al descenso entre el 26 de febrero y el 16 de marzo, que queda ligeramente por debajo de la resistencia de los 1.1045 (R1) y cerca de la media móvil de 200 períodos. Si estudiamos nuestros estudios de impulso de corto plazo, aún estoy atento a que pueda estar fraguándose una corrección de la reciente tendencia alcista.

El RSI se ha aproximado de nuevo a su línea 70 y se ha puesto lateral, al tiempo que el MACD queda por debajo de su línea de activación y apunta hacia el sur. Por otra parte, el par aún se negocia por encima de la anterior línea de tendencia bajista de corto plazo trazada desde el máximo del 26 de febrero y por encima de la línea de tendencia alcista trazada desde el mínimo del 13 de marzo.

En consecuencia, yo consideraría que el aspecto de corto plazo se mantiene en positivo. Un movimiento por encima de los 1.1045 (R1) podría dar pie a extensiones hasta el retroceso del 76,4% respecto a la caída entre el 26 de febrero y el 16 de marzo, en los 1.1160 (R2). En cuanto a la tendencia más amplia, la estructura del precio aún sugiere una tendencia bajista de más largo plazo.

El EUR/USD dibuja máximos y mínimos decrecientes por debajo de las medias móviles de 50 y 200 días. Por consiguiente, yo trataría la tendencia alcista de corto plazo o cualquier posible extensión de la misma como un movimiento correctivo respecto a la trayectoria bajista más amplia. • Soportes: 1.0885 (S1), 1.0765 (S2), 1.0700 (S3). • Resistencias: 1.1045 (R1), 1.1160 (R2), 1.1260 (R3). El muestra síntomas de debilidad

El EUR/JPY se negoció ayer virtualmente sin cambios y se mantiene entre el soporte de los 130.30 (S1) y la resistencia de los 131.85 (R1). Aunque el par se negocie por encima de la línea de tendencia alcista trazada desde el mínimo del 13 de marzo y ello mantenga intacta la tendencia alcista de corto plazo, nuestros indicadores de impulso revelan signos de debilidad en relación con nuevas extensiones alcistas.

El RSI se ha girado a la baja y ahora se encamina hacia la línea 50 al tiempo que el MACD ha hecho techo y ha caído por debajo de su línea de activación. Si tenemos en mente estas señales, yo cambiaría mi postura a neutral por ahora. Me gustaría ver una superación de los 131.85 (R1) antes de confiar de nuevo en la trayectoria alcista de corto plazo. En cuanto a la tendencia más amplia, aún veo una tendencia bajista de más largo plazo.

Yo trataría la recuperación desde los 126.90 como un retroceso con respecto a la trayectoria bajista más amplia. No obstante, hay divergencia positiva entre nuestros osciladores diarios y la acción del precio. Esto me da un motivo para quedarme al margen también en lo que concierne a la tendencia general. Me gustaría aguardar señales de que la tendencia bajista recobra impulso de nuevo. • Soportes: 130.30 (S1), 129.00 (S2), 128.00 (S3). • Resistencias: 131.85 (R1), 133.50 (R2), 134.60 (R3). El continúa al alza

El EUR/GBP continuó ayer corriendo al alza y consiguió superar la resistencia (ahora convertida en soporte) de las 0.7370 (S1), que también coincide con el nivel de retroceso del 61,8% respecto a la onda bajista entre el 3 de febrero y el 11 de marzo. Ahora mi expectativa sería que los alcistas se pongan en marcha con objetivo en la línea de retroceso del 76,4%, en los 0.7455 (R1).

Mientras el par se negocie por encima de la línea de tendencia alcista trazada desde el mínimo del 11 de marzo y por encima de la línea de tendencia bajista trazada desde el máximo del 3 de febrero, en mi opinión el sesgo de corto plazo se mantiene en positivo.

Tras el escape bajista desde la figura de triángulo el pasado 18 de diciembre, la estructura del precio ha sido de máximos y mínimos decrecientes por debajo de las medias móviles de 50 y 200 días. En ausencia de señales alcistas importantes de vuelta de tendencia, yo vería la tendencia alcista de corto plazo como un movimiento correctivo dentro de la trayectoria negativa más amplia. • Soportes: 0.7370 (S1), 0.7300 (S2), 0.7230 (S3). • Resistencias: 0.7455 (R1), 0.7500 (R2), 0.7590 (R3). El alcanza los 1200

El oro siguió negociándose al alza este miércoles. Surgió por encima de la media móvil de 200 períodos, y eventualmente alcanzó la cifra redonda psicológica de 1200 (R1). Dado que el metal amarillo aún se negocia por encima de la línea de tendencia bajista trazada desde el máximo del 22 de enero, creo que el panorama de corto plazo sigue siendo cautelarmente positivo.

Una superación de la barrera clave de los 1200 (R1) podría apuntar a la siguiente resistencia, en los 1210 (R2), definida por el máximo del 5 de marzo. Nuestros osciladores diarios apoyan el escenario de corto plazo. El RSI de 14 días continúa subiendo al alza y ha superado su línea 50 al tiempo que el MACD diario, ya por encima de su línea de activación, apunta al alza y se acerca a su línea cero.

En cuanto al panorama más amplio, desde el máximo en los 1307 la estructura del precio ha sido de máximos y mínimos decrecientes, e incluso si vemos al metal precioso cotizarse más alto en el futuro cercano aún sería posible un máximo decreciente. Por ese motivo, yo consideraría la recuperación desde el entorno de los 1140 como un movimiento correctivo, al menos por ahora.

• Soportes: 1185 (S1), 1175 (S2), 1165 (S3). • Resistencias: 1200 (R1), 1210 (R2), 1222 (R3). El se dispara al alza por la inestabilidad en Yemen

El WTI se disparó este miércoles después de que Arabia Saudí iniciara operaciones militares en Yemen, lo que incrementa las preocupaciones por el suministro de crudo desde Oriente Medio. La noticia eclipsó un informe previo en EE.UU. que mostraba un incremento en los inventarios de crudo por 11ª semana consecutiva. El WTI remontó al alza, tocó resistencia fraccionalmente por debajo de los 52.00 (R1), marcada por el máximo del 10 de marzo, y posteriormente retrocedió hasta encontrar la línea de soporte de los 50.75 (S1).

En mi opinión, el panorama de corto plazo es positivo y el impulso aún es fuerte. El RSI de 14 horas, ya por encima de 30, se ha girado al alza al tiempo que el MACD horario, ya por encima de su línea de activación, ha acelerado al alza. Creo que la próxima onda probablemente sea positiva y quizás ataque de nuevo la línea de los 52.00 (R1). Una superación de esa línea podría cuestionar los máximos del 9 de marzo, en los 52.45 (R2).

En gráfico diario el WTI se negocia muy por debajo de la media móvil de 200 días, pero intenta asomar por encima de la de 50 días. Además, aún hay divergencia positiva entre los osciladores diarios y la acción del precio. Por consiguiente, yo preferiría mantenerme neutral respecto a la tendencia más amplia y aguardar a señales direccionales más claras. • Soportes: 50.75 (S1), 50.00 (S2), 49.45 (S3). • Resistencias: 52.00 (R1) 52.45 (R2), 53.40 (R3).

Compartir con sus amigos: