El dólar sigue castigando a las materias primas

El dólar sigue castigando a las materias primas

16 marzo 2015, 15:40
News
0
92
  • El impacto negativo de la fuerza del dólar se sintió en todos los sectores de materias primas
  • La producción y los inventarios de de EE.UU. siguen aumentando a pesar de la menor cantidad de plataformas petroleras
  • El espera nervioso la reunión del FOMC de esta semana

La subida del dólar se ha convertido en una de las características más observadas y uno de los conductores más importantes en casi todas las clases de activos. Durante el mes pasado, el billete verde repuntó casi un 5% frente al resto de divisas del G10, ante las mejores perspectivas de crecimiento de EE.UU., que aproximaron la primera subida oficial de los tipos de interés en más de una década.

La demanda actual de dólares fue provocada por la divergencia entre los bancos centrales. Esta semana, el Banco de Corea se convirtió en el banco número 23 en lo que va del año en flexibilizar la política monetaria.

El impacto negativo de la subida del dólar se sintió en el sector de las materias primas, con una caída del 2,3% del índice de materias primas de base amplia de Bloomberg, mientras que el dólar subió casi el mismo porcentaje e hizo que el índice estuviera cerca de alcanzar un nuevo mínimo de 12 años.

El sector de la energía también sufrió ante las posibilidades de una continua subida de los inventarios de EE.UU. mientras que los metales se están preparando para la reunión del FOMC que se celebrará esta semana.

El sector de las materias primas básicas sigue presionado por los bajos precios del , y , causados principalmente por la fortaleza del frente a divisas de algunos de los productores más importantes de estos productos.

Los metales industriales tuvieron comportamientos mixtos con pérdidas en el níquel y el aluminio compensadas por precios más altos en el cobre. La ralentización de las perspectivas de crecimiento de China y el aumento de los inventarios mantiene limitada la posibilidad de subidas adicionales en los precios a esta altura.

La materia prima con mejor rendimiento fue el trigo, que vio la primera subida semanal en cuatro meses. Los niveles de inventario fueron revisados a la baja, mientras que la falta de humedad en las llanuras de EE.UU. está mostrando signos de forzar el cultivo de invierno ya que está por emerger de la inactividad.

El oro se ha esforzado por luchar contra la subida repentina del dólar y cayó durante nueve días consecutivos, algo que vimos por última vez en 1973. El único consuelo es que el oro consiguió caer menos de lo que subió el dólar, lo que dio lugar a una semana positiva para el oro con precio en euros.

El cruce ahora se encuentra cerca de la paridad y con los pronósticos de uno de los bancos de inversión más importantes de que incluso caerá por debajo de la paridad, el escenario para el oro es débil a corto plazo.

La reunión del FOMC esta semana será clave para el mercado de los metales preciosos, ya que el mercado estará buscando pistas para saber cuándo EE.UU. subirá los tipos de interés.

La pronunciada subida del dólar hará, sin lugar a dudas, que el primer trimestre sea un desafío para las compañías de exportación de EE.UU. así como podría sufrir también el crecimiento del país, lo que podría persuadir al FOMC hacia una postura menos agresiva y de soporte al oro.

La zona alrededor de los 1.150 dólares por onza ofreció soporte durante el mes de noviembre y, por ahora, se ha repetido. No obstante, una ruptura señalaría una fluctuación así como volver a tocar los mínimos de noviembre en 1.132 dólares por onza.

El potencial alcista actualmente está limitado en 1.176 dólares por onza, o posiblemente en 1.185 dólares por onza, mientras que se necesitaría una fluctuación por encima de los 1.195 dólares la onza para que el sentimiento vuelva a neutral.

Fuente: Saxo Bank

El crudo WTI volvió a la defensiva después de romper niveles de 50 dólares, donde había estado operando el mes pasado. La producción e inventarios de EE.UU. continúan subiendo, a pesar de la pronunciada disminución de plataformas petroleras activas.

La capacidad de EE.UU. de almacenar el excedente de crudo ha estado atrayendo cada vez más la atención, dejando el camino de menos resistencia una vez más a la baja. La Administración de Información Energética (AIE) de EE.UU. informó el 4 de marzo que la capacidad de los centros de almacenamiento al 20 de febrero estaba a un 60%.

La AIE lo recalcó en su informe mensual el pasado viernes, donde señala que el exceso de petróleo en EE.UU. está llevando a probar los límites de capacidad de almacenamiento. Acercarse a estos límites probablemente desencadena una renovada debilidad en los precios a los efectos de forzar un recorte sustancial de la producción.

La reacción del mercado fue enviar al crudo WTI a la baja hasta el mínimo de seis semanas, también debido al mayor contango o diferencial entre el futuro próximo en abril y mayo. El ahora está de espectador y consiguió un mejor rendimiento, también por la divergencia en los diferenciales de los futuros de abril/mayo, como se aprecia a continuación.

Además de los inventarios de EE.UU., Irán también recibió cierta atención ya que estuvo buscando activamente posibles compradores del crudo extra que podrá exportar si las negociaciones nucleares que se están llevando a cabo culminan positivamente.

La AIE prevé que Irán podría incrementar las exportaciones en 800.000 barriles al día en tan solo tres meses. Imaginen qué impacto tendría en los suministros mundiales y en los precios del crudo Brent.

Asimismo, aumentaría la presión sobre la OPEC ya que su producción total podría pasar fácilmente los 31 millones de barriles al día, más de un millón de barriles por encima del objetivo actual.

También considerando que Libia logró aumentar la producción y las exportaciones durante las últimas semanas, a pesar de la anarquía que se vive actualmente en el país dividido por la guerra.

Habiendo pasado los 50 dólares por barril y con el coste de mantener posiciones largas en productos negociados en bolsa y con los futuros ahora a más del 12% para mantener durante los próximos tres meses, el riesgo de mayores pérdidas ha aumentado.

Técnicamente, los últimos movimientos señalan una fluctuación a la baja a 45,3 dólares en CLJ5, seguido por el mínimo del ciclo en 43,58 dólares.

Fuente: Saxo Bank

Compartir con sus amigos: