El euro se acerca al dólar

El euro se acerca al dólar

5 marzo 2015, 14:51
News
0
156

Entre los diferentes objetivos que Mario Draghi apuntó en el bloc de notas de su iPad cuando dio forma al programa de compra de deuda del Banco Central Europeo (BCE), hay uno que tiene una importancia capital y al que ya le puede poner el check o visto bueno: devaluar al euro frente al dólar para estimular las exportaciones de los países de la Eurozona. Y lo puede hacer, además, sin que todavía haya dado comienzo el inminente Quantitative Easing (QE) y una vez que el euro cayó ayer a niveles que no se registraban desde hace 12 años.

En concreto, cada divisa común llegó a cambiarse por 1,107 dólares, algo que no se producía desde abril de 2003, después de que en una única sesión se depreciara casi un 1% y tras acumular cinco sesiones consecutivas cediendo terreno. Por ello, son muchos los analistas que consideran que, en el momento en el que el BCE inunde el sistema de euros, la moneda acelerará su caída hasta, al menos, igualarse con la divisa de Estados Unidos.

Así lo apuntó, por ejemplo, Jean-Michel Six, director general y economista jefe de la agencia de calificación crediticia Standard&Poor's en una entrevista que concedió a EL MUNDO en enero; también lo ha hecho recientemente Citi; y ayer lo afirmaba Duarte Líbano Monteiro, director general para España de Ebury, compañía especialista en divisas, gestión de transacciones internacionales y coberturas de tipo de cambio, y quien apuesta incluso por la posibilidad de que el euro caiga por debajo del dólar.

Para que este escenario se convierta en realidad será fundamental la actuación de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) en los próximos meses. Si, como es previsible, rebaja el nivel de sus estímulos a la primera economía del mundo y, por lo tanto, hay una menor cantidad de dólares, la tendencia actual se mantendrá y la pérdida del 20% que el euro acumula en el último año aumentará.

Guerra de divisas

Sin embargo, la depreciación del euro no se limita al dólar. No en vano, la libra esterlina se ha apreciado un 10% frente a la divisa europea en los últimos 12 meses. Además, en enero el Banco Central de Suiza decidió eliminar el tope que en 2011 impuso al franco frente al euro. Como resultado, el euro ha perdido más de un 11% respecto a la moneda suiza en apenas mes y medio. Pero, además, la medida tomada por el Swiss National Bank agudizó aún más la guerra de divisas en la que también están inmersas economías tan fuertes como la de Japón.

De toda esta situación, y regresando a las notas de Draghi, hay un país de la Eurozona que se beneficiará especialmente: Alemania. Así, el menos, lo señalaban desde Tressis esta misma semana basándose en la gran vocación exportadora del país. Además, las compañías de la nación que preside Angela Merkel también se aprovecharán de manera notable -de hecho, ya lo están haciendo- del actual entorno de bajos tipos que se deriva de los 1,1 billones que el BCE inyectará en la zona euro y que les permite financiarse a niveles cercanos a cero.

Compartir con sus amigos: