Clientes del mercado de divisas manipulado piden un mercado transparente

Clientes del mercado de divisas manipulado piden un mercado transparente

19 febrero 2015, 17:30
Angelarojas
0
189

El gigantesco mercado de divisas negocia 5 billones de dólares al día y constituye el mayor mercado financiero del mundo. Para ser conscientes del volumen del que estamos hablando se pueden coger dos fechas recientes y analizar los datos. Las medidas adoptadas por Suiza el pasado 15 de enero, en interés de su moneda, pusieron de manifiesto un registro de 2.260.000 transacciones, por valor de 9.200 millones dólares. Antes, el 17 de diciembre, con el derrumbe del rublo en Rusia –y de los precios del petróleo-, los volúmenes alcanzaron un récord de 106.700 millones de dólares. Desde la crisis de 2007-08, las autoridades monetarias han inundado el mercado con 10 billones de dólares, situando las reservas mundiales de divisas actualmente en 12. Este mercado opera las 24 horas del día por toda la zona horaria del planeta.

El mercado de divisas no está centralizado a diferencia de otro activos de inversión

Sin embargo y, a diferencia, del mercado de acciones o materias primas, el mercado de divisas (FX – Foreign Exchange) no está centralizado y se concentra en relativamente pocas manos. Sólo cinco bancos representan más de la mitad de todo el volumen negociado. Y esta situación ha dado lugar a malas prácticas en el pasado. Una denuncia contra estos manejos se saldó en miles de millones de dólares de multas para seis de los mayores bancos del mundo. Y todavía no ha terminado. La amenaza de nuevas multas para los bancos de la Unión Europea sigue estando presente mientras en el Reino Unido continúan con sus propias investigaciones criminales. A pesar de todo, los grandes bancos no parecen dispuestos a desprenderse de este privilegio.

Ante esta situación es cuando se empiezan a levantar algunas voces. A los reguladores internacionales, que luchan para controlar el mercado mundial de intercambio de divisas – alrededor de 5 billones de dólares al día-, se alzan algunos gestores de activos que se preguntan si están recibiendo un trato justo por parte de los bancos

Los argumentos que se esgrimen para incorporar la compra venta de las divisas en los mercados bursátiles son, entre otros, que aumentaría la transparencia, limitaría las posibilidades de manipulación y, en definitiva, beneficiaría a los consumidores. Y todo a un coste menor.

Los clientes del mercado de divisas quieren más transparencia y con mercados de intercambio centralizados

“Hay gente que ya está pensando en trasladar entre un 10 y un 20 % de su cartera actual a un mercado de intercambio de divisas, aunque sólo sea para ver cómo funciona” señala Peter Jerrom, responsable de Sigma Broking, uno de estos gestores de activos, que opera con derivados y que tiene su sede en Londres. “Este cambio refleja la cantidad de personas que se han cansado de lidiar con las condiciones de los bancos”.

El pasado mes, BATS Global Markets materializó la compra de la plataforma de trading Hotspot que le permite estar presente en los índices NASDAQ y Eurex. Además el creciente papel desempeñado por los mercados de las materias primas y futuros operados por el Grupo CME, en la plataforma del mercado de divisas, sugiere que esta iniciativa está cobrando impulso.

Para David Mercer, director ejecutivo de LMAX, “todos los grandes mercados bursátiles están buscando posicionarse en este espacio ahora”. Un “sistema de negociación multilateral” (MTF), a todos los efectos, de un único mercado regulado en el comercio de divisas del mundo. Pero no todas las voces son unánimes. Alfred Schorno, director general 360 Trading Networks cree que, lo más importante, “aumentar la transparencia y no necesariamente trasladarse a los mercados”. Y al respecto añade “Las grandes plataformas tienen una difícil elección”. Por un lado, frente a una mayor regulación y comercio de divisas en los mercados, “bien podrían convertirse en los más grandes jugadores” o sino  ser compradas a un alto precio por los bancos. “Pero está claro que los bancos no pueden decir esto públicamente y por eso tienen que guardar silencio”.

El jefe de desarrollo de negocios de otro importante mercado también manifiesta una opinión intermedia “Para nosotros es evidente que nuestros clientes quieren operar en mercados, pero no quieren que todas sus operaciones se realice en los mercados”. En este sentido, y pase lo que pase, las operaciones realizadas en el mercado al contado -cerca de  2 billones de dólares día- es casi seguro que seguirá realizandose entre participantes que tratan directamente entre sí, física, por teléfono o electrónicamente. Las operaciones al contado no están reguladas.  Así que los comerciantes que manejan decenas de miles de millones de dólares al día no están obligados a estar registras y escapan del control de la Autoridad. Eso deja alrededor de 3000 millones de dólares de opciones de divisas, swaps y derivados de negociación que los reguladores confían en oficializarlas.

En Gran Bretaña, el Gobierno de Cameron no va a tocar la estructura del mercado de divisas de nuevo hasta después de las elecciones generales de mayo. Sin embargo, no se puede pasar por alto que el 40 por ciento del comercio de divisas mundial que fluye a través de Londres cada día. Así que lo que tenga que decir al respecto el Banco de Inglaterra y las recomendaciones propias del mercado, tendrán que esperar hasta el mes de junio. Para entonces podremos decir que lo manifestado será una señal importante de lo que vendrá.

Compartir con sus amigos: