Deja de ser una víctima de la ignorancia financiera

Deja de ser una víctima de la ignorancia financiera

26 diciembre 2014, 15:07
FinancieroLoco
0
142

En realidad, tener muchos títulos y un buen trabajo no es suficiente para prosperar económicamente en la vida. Debes tener algo más para prosperar económicamente.

Trabajar en una multinacional y ganar 4.000 euros al mes no significa prosperar económicamente. Si una persona se mantiene así durante toda su vida y no hace nada más, tendrá que renunciar a muchas cosas (y jubilarse con bastante menos dinero), ya que habrá estado trabajando toda su vida por dinero en vez de hacer que el dinero trabaje para ella. 

Si en el colegio o en la Universidad no te hablaron nunca de esta posibilidad, es lo normal; nadie aprende cosas del dinero en estas instituciones. En la escuela no existe ninguna asignatura que enseñe rudimentos básicos acerca de como gestionar el dinero. Ni siquiera en la facultad de Económicas se enseña como hacerlo (las finanzas personales propiamente dichas).

Vivimos en un sistema monetario y dependemos del dinero para sobrevivir, y pese a ser algo que tendremos que manejar a diario durante todos los días de nuestra vida, nadie nos dijo nunca como ser más inteligente con el.

Si a esto le añadimos que en nuestra casa nadie nos habló del tema, ya sea porque eran cosas de mayores o porque era de mal gusto hablar de dinero, la receta para el desastre está servida.

No es de extrañar que los resultados de un estudio llevado a cabo por la OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico) acerca de la importancia de la cultura financiera en las decisiones económicas de las personas, observara que existe una correlación positiva entre los conocimientos financieros y el estatus socioeconómico de las personas, lo cual implica que los hogares con niveles de renta más altos presentan un mayor nivel de educación financiera. 

Con esto, el principal elemento a la hora de prosperar económicamente no es el trabajo ni los títulos que tengas, si no tu grado de educación financiera.

Y es que ganar más dinero no es la solución a los problemas de dinero, porque normalmente cuanto mas se gana mas se gasta, es el patrón de conducta financiera de las personas que no saben gestionar adecuadamente el dinero.

Piensa por un momento en una cosa, ¿qué es lo primero que se le pregunta a una persona cuando gana repentinamente una suma importante de dinero? (loterías, concursos, etc); la pregunta suele ser “¿en qué te lo vas a gastar?”, por supuesto casi nadie te dirá que lo va a ahorrar, y menos a invertir.

Estos comportamientos reflejan la falta de educación financiera de las personas, las creencias erróneas que tienen en el campo del dinero (especialmente en el de las inversiones) y su tendencia a vivir al día sin pensar en su futuro económico.

Andrew Carnegie, uno de los grandes fortunas del siglo XIX, dijo en un ocasión que si toda la riqueza se repartiese por igual entre toda la población mundial, en menos de dos años el 80% de los ricos volverían a tener el mismo dinero en sus manos y la gente que no tenía nada volvería a ser pobre.

Todo esto indica que no importa cuanto dinero tengamos, si no como lo gestionemos. Y es que las personas ricas no son ricas porque tengan mucho dinero, si no porque han aprendido a gestionar correctamente el dinero que pasa por sus manos.


Ahorro e inversión

Si hay algo por lo que se caracterizan las personas financiéramente prósperas, es por el hecho de tener muy arraigado sus hábitos de ahorro e inversión.

El ahorro suele estar más extendido entre las personas, aunque la mayoría no lo haga de forma adecuada y siga perdiendo dinero a pesar de haber adquirido el hábito (si, existe el ahorro poco inteligente).

Cuando discutimos sobre inversiones la cosa cambia, porque inmediatamente (e increíblemente) las personas empiezan a asociarlo con en el mundo del juego, las apuestas, las bancarrotas y cosas por el estilo, cuando las personas que se meten por esos derroteros (inversiones y estrategias de inversión peligrosas) suelen tener un coeficiente de inteligencia financiera cercano a cero y su única motivación es ganar dinero para ayer.

Y es que no vale eso de que invertir es peligroso y que sólo hace falta echar la vista a casos tan sonados como el de las preferentes de Caja Madrid (ahora Bankia), la cuotas participativas de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (perteneciente ahora al Banco Sabadell), Fórum Filatélico o Madoff, por poner unos ejemplos.

De hecho, lo que nos muestran estos ejemplos no es que invertir sea peligroso, si no la falta de educación financiera de la población general y la caradura de los bancos que se han aprovechado de ella.

En el momento en el que una persona entrega su dinero a un banco para que lo invierta por ella, puede esperar de todo, ya que los intereses de la banca son muy distintos a los suyos.

Y es que debes tener en cuenta que los empleados de banca no son asesores, son comerciales, de hecho no es raro que te intenten endosar productos complejos (como bonos estructurados o preferentes) y te comparen su funcionamiento (pero no su riesgo) con un simple depósito a plazo fijo.

Por lo tanto, ahorro e inversión si, pero por favor, de forma sensata y teniendo en cuenta lo que he dicho.

Fuente: La importancia de la cultura financiera en las decisiones económicas

Compartir con sus amigos: