El crudo acelera su caída a mínimos de cuatro años; la reunión de la OPEP en Viena en foco

El crudo acelera su caída a mínimos de cuatro años; la reunión de la OPEP en Viena en foco

27 noviembre 2014, 12:38
News
0
74

Hoy todas las miradas se dirigen hacia Viena, donde está teniendo lugar una de las reuniones más importantes de la historia reciente de la OPEP y Iraq ya ha soltado la primera perlita que ha puesto en jaque al mercado. El mercado hace tiempo que ya ha descontado que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) no va a recortar la producción a pesar de que los precios del crudo han entrado en barrena con un desplome superior al 20% en lo que va de año.

El precio aceleraba su caída y el Brent, de referencia en Europa, llegaba a marcar mínimos intradía en los 75,48 dólares, su nivel más bajo desde septiembre de 2010, tras descender más de un 2% y el Texas de EEUU en los 71,89 dólares, mínimos desde agosto de hace cuatro años.

El ministro de petróleo de Irak, Adel Addel Mehdi ha venido defendiendo que los precios actuales no son aceptables. Pero antes de entrar a la reunión, aseguró con resignación que todavía veía espacio para más caídas y situaba el suelo del precio del barril entre los 65 y los 70 dólares.

Todo apunta a que la postura de los partidarios de mantener la producción en los niveles en los que está (30 millones de barriles al día), liderada por Arabia Saudí, es la que va a predominar en el encuentro después de que ayer su ministro de petróleo, Ali Al-Naimi, defendiera que el mercado acabará estabilizándose "por sí mismo".

Aunque hoy no ha querido hacer declaraciones a la entrada en la reunión, sí se ha parado con la prensa el ministro de exteriores de Venezuela, Radael Ramírez, que situó el precio ideal en los 100 dólares por barril y aseguró que para llegar a esos niveles hay que "eliminar la sobreproducción".

Sin embargo, en esta reunión es mucho lo que está en juego. Estados Unidos se encuentra embarcada en una auténtica revolución energética. El descubrimiento de nuevas fuentes de extracción, el shale gas y el shale oil –yacimientos que no se encuentran en las bolsas convencionales sino ‘enquistados’ dentro de bloques de rocas- ha propiciado que la primera economía del mundo cambie el orden mundial, convirtiéndose de primer importador a principal exportador de energía.

Las nuevas técnicas son muy costosas y un barril a 80 dólares no es rentable para las compañías estadounidenses. Por ese motivo, la OPEP está dispuesta a sacrificar parte de sus ingresos a corto plazo para mantener el control del mercado a largo plazo. Así, aunque la lógica haría pensar en un recorte de la producción para darle la vuelta a la tendencia bajista en la que se encuentra el crudo, si no hay sorpresas esta se va a mantener en los 30 millones de barriles.

Compartir con sus amigos: