Bromas al estilo trader

Bromas al estilo trader

29 agosto 2014, 12:16
Sofyloza
0
174

Un broker viejo se está muriendo y manda a llamar a sus tres hijos:

                -Tú, -le dice al mayor-, heredarás mi casa y vivirás allí con tu familia.

                -A ti, -le dice al segundo-, te dejo todo mi dinero.

                -Y a ti, -continúa la conversación con el menor-, el único de mis tres hijos que heredará mi profesión.  

                A ti te dejaré a dos de mis clientes para que te alimenten toda la vida.

 

En un bar un broker borracho le pide a una jugosa rubia acercarse.

                - ¿Cariño, qué me respondes si te ofrezco 100 de los verdes por la noche?

                - Claro que acepto.

                - ¿Y si te ofrezco sólo 10 de los verdes?

                - ¡No, cabrón, ¿crees que soy una puta?!  

                -No, yo solamente  estaba midiendo el spread.

 

Le preguntan a un millonario joven:

                - ¿Cómo hizo usted sus millones?

                - En la bolsa de valores.

                -Cuéntenos más detalles.

                - Después de la muerte de mi millonario papá.

 

¡Qué cojonudo soy!

                Adivine el punto de entrada…

                … carajo, me equivoqué de dirección.

 

Es muy fácil reconocer a un broker desempleado que mercadea patatas en el pueblo. Tiene dos precios: uno de venta y otro de compra.

 

En una compañía financiera se presenta a trabajar un nuevo trader.

En la entrevista le preguntan:

                - ¿Por qué usted fue despedido de su antiguo lugar de trabajo?

                - Por salud.

                - ¿De qué estaba enfermo?

                - Estaba enfermo mi jefe, y no yo. Cada que él veía los resultados de mi trabajo se ponía mal.

                Esto no podía continuar por mucho tiempo, uno de los dos se tenía que ir.

 

Salen del trabajo dos traders luego de un día agitado.

Uno le dice al otro:

                - Escucha, el metro ya cerró.

                - ¿sí? ¿A qué precio?

 

 El jefe llegó hoy al trabajo en un BMW nuevo de lujo.

                - Es un buen automóvil, -dije yo-.

                - Bueno, -dijo él luego de notar mi mirada impresionada-, trabaja sin quedarte de brazos cruzados y sin perder tiempo,

                 así para el año que viene voy a tener un coche más cojonudo.

 

La bolsa de valores es un arma de largo alcance…

                                       ... Ni siquiera podrás ver quién te desvalijó

 

¿En qué se diferencia un inversionista de un especulador?
En que el especulador compra barato y vende caro, mientras que el inversionista compra caro y vender no puede en absoluto.

 

Analistas…

De todos los especialistas sólo ellos pueden darse una vida de maravilla sin siquiera tener la razón una vez durante toda su actividad profesional.


Traducción Ottmar Humberto Flórez Jaimes

Compartir con sus amigos: