Bruselas investiga el trato fiscal de Luxemburgo a McDonald's

Bruselas investiga el trato fiscal de Luxemburgo a McDonald's

3 diciembre 2015, 18:00
News
0
238

La Comisión Europea (CE) ha abierto una investigación sobre los acuerdos fiscales de McDonald's en Luxemburgo, al sospechar que la compañía se podría haber beneficiado de un "trato favorable", contrario a la normativa europea sobre ayudas de Estado, informó hoy el Ejecutivo comunitario.

Bruselas evaluará si las autoridades de Luxemburgo "derogaron de manera selectiva" las disposiciones de la legislación fiscal de ese país y de la Convención sobre doble imposición entre Luxemburgo y EEUU, para dar una ventaja al gigante estadounidense de la comida rápida sobre otras empresas en una situación comparable, indicó la CE en un comunicado.

La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, señaló que "una resolución tributaria que acepte que McDonald's no pague ningún impuesto ni en Luxemburgo ni en EEUU por los cánones que genera en Europa, debe examinarse cuidadosamente con arreglo a las normas sobre ayudas estatales de la UE".

Añadió que "la finalidad de los convenios en materia de doble imposición celebrados entre países es evitar la doble imposición y no justificar la doble no imposición". La CE ya investiga casos similares en otras grandes empresas, como Apple en Irlanda y Amazon en Luxemburgo, y recientemente exigió al Gran Ducado y a Holanda recuperar entre 20 y 30 millones de euros de cada Fiat y de Starbucks, respectivamente, por haber dado ventajas fiscales selectivas estas multinacionales.

Al amparo de dos acuerdos tributarios concedidos por las autoridades de Luxemburgo en 2009, McDonald's Europe Franchising no paga ningún impuesto sobre las empresas en Luxemburgo desde esa fecha, pese a que registra grandes beneficios, que solo en 2013 ascendieron a más de 250 millones de euros.

Estos beneficios derivan de los cánones abonados por los restaurantes que operan los restaurantes en Europa y en Rusia, por el derecho a utilizar la marca McDonald's y los servicios asociados.

Aunque la responsable de la adopción de las decisiones estratégicas de la empresa es su sede principal en Luxemburgo, la multinacional también cuenta con dos sucursales: una en Suiza, que presenta una actividad limitada en relación con los derechos de franquicia, y otra en EEUU, que carece de actividad real.

Los cánones recibidos por la empresa se transfieren internamente a su sucursal estadounidense.

La CE pidió información sobre las dos resoluciones tributarias en el verano de 2014 y posteriormente, los sindicatos remitieron al Ejecutivo comunitario informaciones adicionales.

El análisis llevado a cabo hasta ahora por Bruselas ha demostrado que, debido en particular a una segunda resolución tributaria concedida a McDonald's Europe Franchising, esta empresa no ha abonado ni en Luxemburgo ni en EEUU prácticamente ningún impuesto sobre sociedades por sus beneficios obtenidos desde 2009.

La primera resolución tributaria, emitida en marzo de 2009, confirmó que McDonald's Europe Franchising no debía pagar el impuesto sobre sociedades en Luxemburgo, argumentando que los beneficios estaban sujetos a imposición en EEUU.

Esta resolución se justificó haciendo referencia al Convenio en materia de doble imposición Luxemburgo-EEUU, que obligaba a McDonald's a demostrar anualmente que los cánones transferidos a EEUU a través de Suiza se habían declarado y que quedaban sujetos a imposición en los Estados Unidos y en Suiza.

Sin embargo, los beneficios no fueron objeto de imposición en EEUU.

Aunque McDonald's Europe Franchising estaba presente a efectos fiscales en EEUU, según legislación estadounidense no tenía ninguna presencia fiscal en ese país, por lo que la empresa no pudo demostrar que los beneficios habían sido objeto de imposición en ese territorio.

La multinacional solicitó una segunda resolución e insistió en que Luxemburgo debía eximir a los beneficios no imponibles en EEUU de tributación en Luxemburgo.

Las autoridades de ese país dictaron entonces una segunda resolución fiscal en septiembre de 2009 según la cual McDonald's ya no estaba obligada a demostrar que sus ingresos eran objeto de imposición en los EEUU.

Esta resolución confirmó que los ingresos de McDonald's Europe Franchising no estaban sujetos a imposición en Luxemburgo, aunque se confirmara asimismo que tampoco estaban sujetos a imposición en los EEUU.

Con ese nuevo acuerdo, las autoridades luxemburguesas aceptaron que casi todos los ingresos de McDonald's Europe Franchising quedaban exentos de impuestos en Luxemburgo.

Compartir con sus amigos: