América Latina aportará 33% de los ingresos de ABInBev-SABMiller

América Latina aportará 33% de los ingresos de ABInBev-SABMiller

12 noviembre 2015, 23:00
News
0
108

Este miércoles finalmente se dio a conocer los términos de la adquisición de Anheuser-Busch InBev, a su rival SABMiller, que se concretó por 107,670 millones de dólares y dio paso a la creación de la compañía cervecera más grande del mundo. Carlos Brito, director ejecutivo de AB InBev, dijo que para llevar a cabo la fusión se creará una nueva holding en Bélgica, el cual cobijará ambas compañías y tendrá beneficios por cerca de 63,600 millones de dólares anuales.

Estos ingresos provendrían en gran parte de países de la región (33%) como Argentina, Bolivia, Brasil, Chile y Colombia; seguido por los aportes de los consumidores en Norte América (26%) y Europa (13 por ciento).

Según Giovanni Reyes, director del doctorado de administración de empresas en la Universidad del Rosario, “latinoamericana es un mercado emergente muy importante porque durante varios años logró reducir la pobreza y consolidar la clase media, cerca de 500 millones de habitantes, que ahora tienen un gran poder adquisitivo”.

En las estimaciones realizadas por los funcionarios, también se indica que esta operación traería un ahorro de cerca de 1,400 millones de dólares anuales, que se generarían gracias a un aumento en la eficiencia en aspectos como la producción, distribución, costos administrativos y recorte en las sedes.

Otro de los detalles más importantes del acuerdo, tiene que ver con que para permitir la transacción y contar con el visto bueno de los reguladores, SABMiller venderá 58% de su participación en MillerCoors a su principal socio en el negocio de Estados Unidos, Molson Coors, por 12,000 millones de dólares.

Con esta operación se crea la duda de si la cerveza Miller y Miller Lite (la tercera, que más beneficios genera para SABMiller), seguirá siendo comercializada en América Latina o si tendrá que encontrar la manera de entrar nuevamente al mercado. “Estas compañías van a tener una posición reforzada hegemónica en el mercado mundial y eso atenta contra la libre competencia. Si algunos reguladores internos se oponen, estarían protegiendo la producción nacional”, dijo Reyes.

Sin embargo, ¿cuál es la verdadera causa de esta megafusión? Según los especialistas, todo se debe a una consolidación, ya que algunos mercados bajo el dominio de SABMiller han presentado importantes ritmos de crecimiento como es el caso de África donde los ingresos aumentaron 11% en el segundo trimestre del año; Latinoamérica, que aumentó 9% e India con un salto de 15% en los beneficios. Todo esto, mientras que en Norte América, donde AB InBev es dominante, las ventas de cerveza parecen estar estancadas. Tan solo en Estados Unidos el incremento en el consumo fue de 0.5% en el último año.

Los detalles del acuerdo

Entre las claves financieras la negociación, se estableció que cada accionista de SABMiller tendrá derecho a recibir 67 dólares en efectivo por cada título, lo que supone una prima de 50% frente a los 43 dólares que proponían en septiembre pasado.
Cuando esté fusionada, la compañía comenzará a cotizar en las bolsas de Bruselas, Johannesburgo y México. Los títulos de SABMiller subieron más de 2.79 % este miércoles, en el parquet londinense.

Durante la explicación de los detalles de la fusión, Brito, también dijo que espera que la transacción sea completada durante la segunda mitad del 2016, “con el acuerdo satisfactorio de todos los entes reguladores”, en el que se incluye Colombia.

Entre tanto, Luis Fernando Ramírez, vicerrector de investigaciones económicas de la Universidad de la Salle, dijo que “en el caso colombiano, ya tenemos un monopolio por parte de Bavaria, por lo que es posible que no se genere ningún tipo de dificultad a nivel nacional respecto a la fusión”.

Alejandro Santo Domingo y su familia, además de poseer la segunda mayor participación en SAB Miller (14%) y dos puestos en su consejo, es considerado el heredero del mayor imperio cervecero, ya que según los especialistas podría tener entre 5% y 6% de la compañía integrada. Se dice que de tomar acciones de AB InBev, no podrán venderse antes de cinco años, aunque podrán tener miembros en la junta directiva. En 2005, Bavaria, que había llegado a controlar la industria cervecera en Colombia, decidió fusionarse con SABMiller, lo que generó un negocio por 7,800 millones de dólares, de los cuales los Santo Domingo recibieron 3,500 millones de dólares en acciones de SABMiller y el saldo en efectivo.

Compartir con sus amigos: