Opep presiona por petróleo de esquisto

Opep presiona por petróleo de esquisto

13 septiembre 2015, 22:48
News
0
194

La estrategia de Arabia Saudita y sus socios de la Opep de saturar el mercado deprime los precios y afectará en 2016 la producción de Estados Unidos, que trastornó el sector con su petróleo de esquisto -en inglés: shale oil-, indicó la AIE.

El crudo barato también incentiva la demanda, que este año será la mayor en cinco años, según las proyecciones de la Agencia Internacional de la Energía (AIE, que representa los intereses de los países industrializados consumidores).

El oro negro se mueve desde hace año y medio bajo el impulso de los sauditas, deseosos de preservar su parte de mercado frente a la irrupción de la tecnología del esquisto que está convirtiendo a Estados Unidos en un país cada vez menos dependiente de las importaciones de crudo.

Menos rentable. La costosa tecnología de la extracción por fracturación de la roca resultaba rentable en 2013, cuando el barril se cotizaba a más de 100 dólares.

Pero los precios se derrumbaron desde entonces, para alcanzar el mes pasado su mínimo nivel en seis años, ante la negativa de la Opep a recortar su producción. El viernes, el barril de Brent de mar del Norte se negociaba a 47.84 dólares en Londres y el de “light sweet crude” (WTI) a 44.85 dólares en los intercambios electrónicos de Nueva York.

En su informe mensual, la AIE prevé que los productores externos a la Opep se verán obligados ahora a recortar su propia producción.

“La producción estadounidense se verá sin duda afectada por la caída de los precios que ya hizo perder la mitad de su valor” al barril, apunta el organismo, con sede en París.

“Después de expandirse hasta alcanzar los 1.7 millones de barriles diarios en 2014, (la producción de EUA), la última caída de precios podría frenar ese crecimiento”, agrega.

El efecto esperado. La AIE calcula que la producción de países no miembros de la Opep tendrá en 2016 su mayor caída en 24 años, y que 80% de esa reducción vendrá de los productores de esquisto.

“La estrategia de la Opep, liderada por Arabia Saudita, de defender su parte del mercado sin que importen los precios parece haber provocado el efecto esperado, al perjudicar la producción costosa e ‘ineficiente’”, subraya el informe de la AIE.

Compartir con sus amigos: