China detiene a periodista que confesó haber causado pánico en la bolsa de valores

China detiene a periodista que confesó haber causado pánico en la bolsa de valores

31 agosto 2015, 05:43
News
0
198

Las medidas gubernamentales chinas anuncian regularmente lo que presentan como confesiones de sospechosos en casos importantes.

Un periodista financiero confesó haber causado pánico y desorden en los mercados de valores chinos y enormes pérdidas para el país, anunciaron hoy los medios de comunicación en Beijing.

Wang Xiaolu, un periodista de la revista Caijing, fue detenido tras la reciente perturbación en la bolsa china, por haber difundido noticias falsas sobre los mercados de acciones y futuros, según la agencia de noticias Nova China.

En un artículo publicado en julio, Wang dijo que la autoridad de reglamentación de valores mobiliarios estaba estudiando la posibilidad de retiro de los fondos públicos del mercado.

La comisión china de regulación de los mercados financieros (CSRC) negó rápidamente los textos del periodista, y los consideró irresponsables.

Según la agencia, el periodista confesó que su información falsa causó pánico y desorden en la bolsa, socavó seriamente la confianza en los mercados y causó enormes pérdidas al país y los inversionistas.

En un comunicado de la revista Caijing afirmó que "defendía el derecho de los periodistas de cumplir con su deber conforme a la ley".

Nova China anunció la detención de un responsable a cargo del organismo supervisor de los mercados chinos y cuatro dirigentes de la corredora más importante por infracciones en el mercado de valores.

Liu Shufan, un responsable del CSRC, es sospechoso de corrupción y falsificación de sellos oficiales. Nova China indicó que Liu también confesó haber cometido los crímenes.

Los medios gubernamentales chinos reportan regularmente lo que presentan como confesiones de sospechosos en casos importantes.

Nova China informó que 197 personas fueron sancionadas durante una campaña especial de la policía contra los rumores en Internet relativos a los mercados de valores chinos, las explosiones recientes en Tianjin (al sur de Beijing) y otros acontecimientos importantes.

La agencia no adelantó detalles de las sanciones impuestas, pero los crímenes sancionados incluyen el presunto suicidio de un hombre en Beijing debido a la crisis en los mercados bursátiles, la falsificación del número de víctimas en Tianjin y la difusión de "rumores sublevados" sobre la celebración en China del 70º aniversario del final de la II Guerra Mundial.

 

Compartir con sus amigos: