Matthew Lynn: Mario Draghi ha lanzado muchas burbujas de jabón por toda Europa

Matthew Lynn: Mario Draghi ha lanzado muchas burbujas de jabón por toda Europa

21 mayo 2015, 00:15
Abigailes
0
216

Matthew Lynn, columnista del portal Market Watch, reflexiona sobre si ayudará o no el programa QE a Europa. Él enumera cinco mercados que evidentemente están en crecimiento, sin embargo advierte sobre el peligro de inyectar dinero a la economía de la región.  

"Sesenta mil millones de euros por aquí; Cien mil millones por allá”. El BCE empezó su programa de flexibilización cuantitativa mientras el regulador compra activos por valor de 60 mil millones de euros al mes. La carga frontal del QE hace que la casa de la moneda en Frankfort acuñe cada mes hasta 100 mi millones de euros y hasta más. En definitiva, todo esto es dinero real.

Sin duda, la efectividad del QE; sus puntos a favor y en contra; su papel en el surgimiento de un sector económico real serán discutidos por científicos durante unas generaciones más, es poco probable que lleguen a algún tipo de conclusión definitiva. Es posible que el programa saque a Europa de la recesión, o, tal vez, ¿que empiecen a crecer por sí mismos?  

Solo hay una cosa que se puede decir a ciencia cierta: el QE provoca un alza de precios de los activos. Muchas burbujas de jabón, infladas por Mario Draghi, ya vuelan y se extienden por toda la zona euro. Para muchos inversionistas suertudos el QE ya está haciendo su magia.

Es muy probable que al presidente del BCE no le haya quedado más opción que apretar los dientes y empezar su propia versión del QE. Europa entró rápidamente en deflación y los precios cayeron hasta en países como España. La economía cayó en depresión, y por otro lado el nivel de desempleo aumentó de forma constante. La verdadera sorpresa fue que se planea aplicar el QE por mucho tiempo. Los precios de los activos empezaron a crecer a pasos agigantados. Existen cinco mercados que se benefician de esa gran ola de dinero, que Mario Draghi trajo a las orillas europeas.

En primer lugar, echemos un vistazo a la construcción en España. Hace tan solo un par de años creíamos que España estaba repleta de pequeños barrios y aeropuertos, en los que se hacía un vuelo al día. Todo esto fue una triste consecuencia del auge de la construcción, que se alborotó a mitad de la última década. Sin embargo ahora las grúas están de vuelta. Los volúmenes de construcción en España crecieron 12% en términos anuales, ahora es el sector económico con mayor velocidad de crecimiento. El consumo de cemento creció 8% desde principios de año y el mercado inmobiliario sigue silbando canciones alegres.

En segundo lugar, trasladémonos a Dublín.  En medio del último auge económico fue difícil encontrar un mercado más caliente que el mercado inmobiliario irlandés. Y entonces fue difícil encontrar un mercado que sufriera más que el mercado inmobiliario irlandés. La ola retornaba, y quiénes aún tienen inversiones en ese mercado se sienten suertudos sin precedentes. Los precios de las casas se dispararon 16% al año, y 22% en la capital  El tigre de esmeralda atrapa la próxima ola de dinero caliente y el auge comienza de nuevo. No se sorprendan si los precios continúan creciendo mientras siga existiendo un a dónde.

En tercer lugar, calculemos los salarios en los bolsillos del trabajador alemán. Durante la última década -en la más fuerte economía europea- los sueldos a duras penas se han movido. Ahora han empezado a cambiar algo. El sindicato metalúrgico aumentó el salario en 3,4%, en un país donde siempre reina la amenaza de la deflación y los precios prácticamente no suben. Otros trabajadores también desean condiciones más favorables. Por ejemplo, ahora en Alemania hacen huelga los maquinistas de trenes, por décima vez en lo corrido del año; quieren un aumento del 5% en el salario y un recorte de la semana laboral. Para final de año los salarios en el país, posiblemente, vuelen hasta niveles record.

En cuarto lugar, prestemos atención a los activos de Malta. La diminuta isla en el Mar Mediterráneo, según las expectativas, este año mostrará el mayor crecimiento del PIB en toda la eurozona, 3,6%. Los precios no crecen tan rápido como en Dublín, sin embargo el precio de los bienes inmuebles ha aumentado un 10% anual para ocupar el segundo lugar de Europa. Algunos bancos locales anunciaron que sus saldos aumentaron 40% al año, ¿qué fue lo que sucedió? ¿La economía maltés mostró repentinamente actividad competitiva? Es poco probable. Lo que pasa es que Malta se convierte en la nueva Chipre, un refugio off-shore, en el que todos los dineros calientes de Europa encuentran su casa temporal.

Y, por fin, en quinto lugar, demos un paseo por la bolsa de valores portuguesa. En primer lugar, es difícil inventar epítetos elogiosos para la economía del país, que hace tan solo cuatro años fue salvada de caer al abismo financiero por la comunidad europea. Este año la economía crecerá solo 1,6%, si es que no ocurre nada extraordinario. Como siempre el desempleo supera las expectativas en un 13% y esto no mejora la situación. ¡Pero, no lo van a creer! ¡El índice de la bolsa de Lisboa, el PSI, ha crecido desde comienzo de año un 25%! Hoy, por lo tanto, se convierte en uno de los más fuertes mercados del mundo. 

De hecho, los bancos centrales pueden imprimir dinero en cualquier momento, cuando les plazca. No obstante, no pueden saber a dónde irá a parar ese dinero. Algunos movimientos crecientes en los mercados pueden ser útiles. Por ejemplo, el crecimiento en Alemania puede ayudar a equilibrar el saldo del comercio en el país.

Por lo demás, es muy probable que la ola creciente le haya regalado a Draghi una ronda de burbujas de activos. Esto puede enriquecer a algunos inversionistas, pero no salvará a la economía de la zona euro. "Y será inevitable el dolor cuando estas burbujas se decidan por estallar".

Traducción de Ottmar Flórez 

Compartir con sus amigos: