El ex director de Servicios de Petrobras seguirá en prisión

El ex director de Servicios de Petrobras seguirá en prisión

7 abril 2015, 15:30
News
0
75

El Tribunal Superior de Justicia (STJ) ha decidido mantener en prisión al ex director de Servicios de la petrolera brasileña Petrobras, Renato Duque, investigado en la denominada operación Lava Jato.

Desde entonces está preso en el Complejo Médico-Penal de Pinhais, en la región metropolitana de Curitiba. Según el juez, el ex directivo de Petrobras se dedicó al lavado de dinero mediante cuentas secretas en el exterior por medio de empresas interpuestas.

Según el juez Sérgio Moro, los 20 millones de euros bloqueados en bancos de Suiza y en Mónaco no corresponden con las rentas de Duque, que también está acusado de delitos de corrupción y fraude en las licitaciones durante su gestión en Petrobras.

La trama que ha destapado la Operación Lava Jato salpica al Gobierno y daña la credibilidad de Brasil ante los inversores extranjeros.

Todo arrancó en marzo del año pasado, cuando la Policía Federal, actuando en seis estados y en el distrito federal detuvo a 17 personas, entre ellas al cambista Alberto Yousseff, acusado de ser el cabecilla de la trama.

Yousseff ya tenía un importante historial delictivo: fue contrabandista en Paraguay y fue detenido nueve veces; una de ellas por su participación en el caso Banestado, también relacionado con dinero sucio.

Tres días después de la detención de Yousseff caía el ex director de Abastecimiento de Petrobras, Paulo Roberto Costa, acusado de recibir un coche de lujo de manos del cambista --en la primera fase de la operación la Policía se incautó de 25 vehículos de alta gama--. Los testimonios de ambos desde la cárcel han sido la base para el resto de detenciones y han propiciado un goteo de nombres que ha llegado a las más altas esfera de la política y la economía.

En septiembre, en una de esas declaraciones premiadas con reducción de condena, Costa aseguró que 12 senadores, 49 diputados y un gobernador de varios partidos recibieron dinero desviado de Petrobras.

Entre los principales implicados estaban el tesorero nacional del Partido de los Trabajadores (PT), João Vaccari Neto, que supuestamente recibía un 3% del valor de los contratos que se firmaban. Según Costa, la campaña electoral de Dilma Rousseff en 2010 se financió en parte con ese dinero.

En una de las últimas fases de la Operación Lava Jato, la policía detuvo a 27 directivos de diez empresas, entre ellas algunas tan destacadas como Camargo Côrrea, UTC, Odebrecht y OAS, sospechosas de pagar propinas a cambio de cerrar contratos con la estatal.

COSTO DE 27.000 MILLONES DE DÓLARES

El escándalo de corrupción en la petrolera estatal brasileña Petrobras podría costar a la economía brasileña 27.000 millones de dólares solo en 2015, como consecuencia del impacto en la cadena de suministro y consecuente recorte de puestos laborales.

Un estudio de la Fundación Getulio Vargas -uno de los centros académicos más prestigiosos de América del Sur- y del Centro de Estudios de Derechos Económico y Social (CEDES), apunta a que el impacto de la investigación por corrupción provocaría una reducción en las inversiones de la petrolera por unos 8.700 millones de dólares.

El sector más afectado será, sin duda, el de la construcción, según el documento, que estima que se perderán 192.000 puestos de trabajo como consecuencia del impacto en la cadena de suministro de Petrobras.

Numerosas constructoras contratadas por Petrobras están acusadas de participar en la trama para desviar entre el 1 y el 3 por ciento de los contratos licitados para partidos políticos y funcionarios.

Compartir con sus amigos: