Soros culpa a The Bank of New York por la crisis de deuda de Argentina

Soros culpa a The Bank of New York por la crisis de deuda de Argentina

26 agosto 2014, 13:28
News
0
87

Este lunes Argentina ha recibido una buena noticia en su intento de mostrar al resto del mundo que lleva la razón en su pelea con la justicia de EE UU por el fallo que bloqueó el pago de su deuda reestructurada en 2005 y 2010. El Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner ha negado que el 30 de julio pasado suspendiera pagos de algunos títulos públicos y ha reiterado que depositó el dinero por el vencimiento de intereses de aquel día en una cuenta del agente fiduciario, The Bank of New York Mellon, y que ha sido este banco el que no giró el dinero a los destinatarios porque así se lo había ordenado el juez neoyorquino Thomas Griesa. Pues bien, ahora uno de los 30 mayores millonarios del mundo, el húngaronorteamericano George Soros, de 84 años, ha demandado a The Bank of New York por la falta de cobro de sus bonos argentinos, según informó la agencia Bloomberg.

De momento no se han conocido litigios contra Argentina por el impago del 30 de julio, aunque el propio ministro de Economía, Axel Kicillof, admitió la semana pasada esa posibilidad. Aquel día, el país sudamericano no pudo hacer llegar el dinero a los acreedores de deuda reestructurada en EE UU, Reino Unido y Japón porque el juez Griesa, también de 84 años, había dispuesto que primero pagase a los ‘fondos buitre’ y otros acreedores que habían rechazado la refinanciación. El Gobierno de Fernández se negó a abonar a los ‘buitres’ con el argumento de que no iba a privilegiar al 7,6% que desaprobó la reestructuración con una mejor paga que al 92,4% que la aceptó. El Ejecutivo argentino había convocado a los acreedores a litigar contra The Bank of New York y ha enviado un proyecto de ley al Congreso de su país para cambiar ese agente fiduciario por el estatal Nación Fideicomisos, que pagaría los bonos en Argentina, en lugar de hacerlo en el extranjero.

Un fondo de inversión fundado por Soros, Hayman, presentó la demanda contra el banco norteamericano porque tiene en su poder títulos argentinos emitidos bajo ley de Londres. Juristas consideran que la justicia de EE UU se extralimitó al bloquear los pagos de estos títulos y los de jurisdicción japonesa. En Reino Unido, Argentina debía abonar el 30 de julio unos 226 millones de euros, que han quedado congelados en la cuenta que The Bank of New York tiene en el Banco Central del país sudamericano.

El jefe del fondo Hayman Capital, Kyle Bass, opinó que el banco norteamericano violó sus obligaciones porque, según él, el juez Griesa carece de poder sobre los títulos emitidos en Londres. "Nuestros títulos se rigen por la ley británica, que no se ha pronunciado. Mientras no haya una decisión similar en Reino Unido, nos deben el pago de nuestros intereses", alegó Bass. Un abogado de acreedores italianos también había opinado que sus clientes debían demandar al banco y había aconsejado que debían aceptar el canje de deuda que ahora ofrece Fernández para cobrar en Buenos Aires. También lo aprobará el fondo del mexicano David Martínez, dueño del 5% del Banco Sabadell y con inversiones en Argentina en televisión, telecomunicaciones y títulos públicos bajo legislación londinense. En cambio, inversores institucionales norteamericanos difícilmente acepten un trueque que el juez de Nueva York ha calificado de “ilegal” porque busca esquivar su sentencia.

El fondo Soros Fund Management ha duplicado en el segundo trimestre de 2014, antes de la crisis de deuda argentina, su participación en la petrolera reestatalizada YPF, hasta el 3,5%, con lo que se ha convertido en el quinto principal accionista, detrás del Estado (51%), el mexicano Carlos Slim y los fondos Lazard y Mason. A Soros le interesa el potencial desarrollo del yacimiento de hidrocarburos no convencionales de Vaca Muerta, en el sur argentino, del que YPF posee un tercio. La cartera de Soros también incluye acciones de Facebook, Apple, AIG, American Airlines, Microsoft, Intel, Time Warner, Google, Hertz o Dow Chemical.

Compartir con sus amigos: