La Fed termina el mayor experimento en política monetaria desde la creación del euro. Análisis

La Fed termina el mayor experimento en política monetaria desde la creación del euro. Análisis

30 octubre 2014, 09:48
News
0
82

Después de casi seis meses de política monetaria cuantitativa - es decir de inyectar en el mercado liquidez comprando deuda privada y pública - la Reserva Federal de Estados Unidos confirmó que este mes dejará de hacerlo.

La 'Fed' también hizo un señal al mercado: la economía de EEUU está mostrando signos de vigor que podrían hacer que las subidas de tipos empiecen antes del tercer trimestre de 2015, que es cuando los inversores suponían que empezarían. El precio del dinero está en una horquilla de entre el 0% y el 0,25% desde diciembre de 2008. Vamos a observar el análisis de EL MUNDO.

La mayoría de los analistas creen que los tipos alcanzarán un nivel de equilibrio de alrededor del 3,75% en torno a finales de 2017 o principios de 2018. Son unos tipos relativamente bajos, lo que según algunos se debe a que la capacidad de crecimiento de la economía de EEUU ha quedado 'tocada' tras esta crisis. Sin embargo, otros lo ven como algo positivo.

"La regulación 'macroprudencial' del sistema financiero ha mejorado, y eso ha reducido los riesgos de otra gran crisis como la de 2008. Por consiguiente, es lógico que el precio del dinero no tenga que ser ahora tan alto como antes", ha explicado en la entrevista a EL MUNDO, Ángel Ubide, del think tank Peterson Institute for International Economics.

Por ahora, el final de la 'relajación cuantitativa' indica que el riesgo de una 'depresión', que fue desatado por la quiebra del banco de inversión Lehman Brothers el 15 de septiembre de 2008, ha sido conjurado. Porque, precisamente, este tipo de operación es una fórmula diseñada para evitar que se repita la crisis de los años treinta, cuando la economía de EEUU sufrió un colapso similar al de ha asolado a Grecia desde 2010. En el momento en el que la 'Fed' lanzó la primera 'relajación cuantitativa', en el invierno de 2008-2009, EEUU destruía 290.000 empleos al mes. Ahora, crea más de 200.000.

En ese tiempo, la Fed ha invertido 2,6 billones de dólares (más de dos billones de euros, o sea, el doble de la economía de España) en bonos, primero para evitar el colapso del colapso al sistema financiero y, después, para promover el crecimiento del empleo y evitar la deflación.

Antes de comenzar la 'relajación cuantitativa', la 'Fed' contaba con 550.000 millones de euros en deuda pública. Ahora tiene 1,57 billones. Ese auge en un billón de euros es la clave de esta operación. Si se tiene en cuenta que, en estos seis años, la deuda pública estadounidense crecía en 4 billones de euros, resulta que cerca del 40% de ese aumento del endeudamiento ha sido absorbido por el Estado, ya que la 'Fed' es un organismo público. Claro que no toda la ayuda ha ido para el sector público: el instituto emisor tiene ahora 1,33 billones de euros en deuda hipotecaria. Deshacerse de todos esos activos y sin trastocar el mercado es otro reto para la 'Fed'.

Los críticos de la Reserva Federal insisten en que la compra de bonos no ha logrado que el crecimiento del PIB de EEUU rompa con fuerza la barrera del 2%, y le achacan la creación de 'burbujas' en deuda corporativa y en los créditos a la compra de automóviles, además de una bolsa sobrevalorada.

Otros no lo ven así: "La regulación, y no los tipos de interés, debe ser la clave para contener las potenciales 'burbujas'", recalca Ubide. Además, el crecimiento se ha producido en medio de un duro ajuste fiscal y, contrariamente a lo que afirmaban los críticos de la 'Escuela Austriaca', el dólar ha ganado peso como divisa de reserva y la inflación, lejos de dispararse, ha caído.

Compartir con sus amigos: