ESPAÑA: Al crecimiento de la eurozona le falta combustible

ESPAÑA: Al crecimiento de la eurozona le falta combustible

17 agosto 2015, 05:30
News
0
175

En la lista de destinos del tren del crecimiento de la eurozona sigue apareciendo "Esperanza", pero los pasajeros se han quedado estancados en una estación llamada "Decepción".  El crecimiento del 0,3% en el PIB de la eurozona del segundo trimestre frente al primero, conocido este viernes, está por debajo de lo que habían previsto los economistas.

Los nuevos datos de Alemania, Francia e Italia - que representan dos tercios de la producción de la eurozona - son poco optimistas, ya que Francia ha registrado un crecimiento nulo en el segundo trimestre frente al 0,7% del primero. 

España sigue siendo la única de las cuatro economías de la eurozona que muestran una aceleración real, al crecer un 1% en el segundo trimestre. 

Los datos son decepcionantes teniendo en cuenta que la zona debería estar disfrutando de una situación económica favorable, dados los tipos de interés excepcionalmente bajos, el aumento de liquidez gracias al programa de relajación cuantitativa del BCE, un euro más débil y la caída de los precios del petróleo. 

Es cierto que en el segundo trimestre la eurozona se ha enfrentado a algunas dificultades, como la última crisis protagonizada por Grecia y el deterioro de las economías de los mercados emergentes. 

En realidad, el crecimiento del 0,3%podría interpretarse incluso como un símbolo de resistencia en esta situación de incertidumbre, pero es difícil considerarlo un éxito. En la segunda mitad del año hay motivos para la esperanza, ya que todo apunta a una aceleración del crecimiento. 

En concreto, según los últimos datos del BCE, en los próximos meses se incrementarán las solicitudes y la concesión de créditos, algo que hasta ahora se ha echado en falta en la recuperación de Europa. De la mejora de las exportaciones de Francia y Alemania se deduce que la devaluación del euro se está haciendo notar. Por otra parte, los sondeos sobre la confianza de consumidores y empresas han mejorado. 

Sin embargo, la recaída de Francia y el tímido crecimiento de Italia, del 0,2%, hacen pensar que los motores de crecimiento de la eurozona no están sincronizados. El desempleo sigue siendo elevado, situándose en un 11,1%. Y la inversión sigue siendo un obstáculo al crecimiento. 

Los políticos de la eurozona tienen una excesiva dependencia del BCE para generar avances, lo que hace que el crecimiento corra el riesgo de quedar frustrado por cualquier sobresalto que se produzca en la economía global.

Lea el artículo original publicado en The Wall Street Journal Eurozone Growth Lacks Accelerator Spark 

Compartir con sus amigos: