5 fracasos en los logos de grandes marcas

5 fracasos en los logos de grandes marcas

12 abril 2015, 02:23
Pradolando
0
500

Todos los empresarios cometen errores en la construcción de sus marcas. Algunos son tan graves como los nombres iniciales de sus compañías; por ejemplo, originalmente Google se llamó Back Rub, Pepsi-Cola se dio a conocer como Brad’s Drink e IBM inició como Computing Tabulating Recording Corporation, sólo por mencionar algunos. 

Los logotipos de las marcas y de las empresas son igual de difíciles e importantes que los mismos nombres. Tu logo es la imagen gráfica de tu marca, por lo tanto constituye la parte más poderosa e identificable de la misma. Si éste fue diseñado de manera correcta, debe reflejar y comunicar instantáneamente la personalidad de tu compañía. También es una forma de conectarte directamente con tus consumidores, incluso desde la infancia. 

Sin embargo, no todos aciertan en la creación de sus logos desde la primera vez (muchos no lo hacen ni en la segunda o tercera prueba). Te presentamos el caso de cinco marcas iconos del siglo XXI que diseñaron un logo que no funcionó y que pronto decidieron cambiarlo para fortalecer su marketing y poder comercial. 


 El logo original de este gigante tecnológico fue diseñado por el cofundador de la compañía, Ronald Wayne. La imagen en blanco y negro, que representaba a Isaac Newton sentado bajo un manzano antes de idear la Ley de la Gravitación Universal, era aburrida y poco atractiva. 


De hecho, este gráfico no sólo obtuvo poca aceptación desde su comienzo, sino también una vida muy corta. Tan sólo un año después de la fundación de la compañía en 1976, Steve Jobs pidió un rediseño del logo debido a que pensaba que éste era demasiado intelectual y complejo para estamparse en las computadoras. 

Actualmente el logo de esta innovadora empresa es una manzana mordida en tonos plateados y grises brillantes. El original de esta versión, desarrollado por Rob Janoff, fue arcoíris. 

En un negocio, no todos sus miembros viajan siempre en la misma dirección. Y esta tendencia también aplica en lo referente a las acciones de marketing y, en particular, al diseño del logotipo.



En The Gap, una conocida empresa de vestimenta creada en la década de los 90’s, esto fue lo que ocurrió en el momento de querer cambiar el logo que actualmente es considerado como uno de los más icónicos de la moda estadounidense. En 2010, esta empresa cometió un grave error al querer sustituir la imagen de su famoso logo. De acuerdo a los comunicados que circulaban en esa época, el vocero de la compañía, Louise Callagy, afirmó que el nuevo logotipo demostraba la transición de The Gap “de una tienda clásica a un diseño moderno, sexy y cool”. 

Claramente, haber cambiado el conocido logo fue un riesgo para la firma… y un fracaso de marketing. The Gap entendió esta lección de la forma “más ruda”, debido a que recibió comentarios hostiles por parte de los consumidores y una disminución en sus ventas, por lo que tuvo que regresar al logo antiguo a sólo una semana de haber lanzado el nuevo.  

 

El logotipo actual de esta famosa cadena de cafeterías es de color verde como lo es la tendencia ecoamigable que promueve la misma compañía. Pero Starbucks no siempre ha sido una marca “verde”.

En sus inicios, el logotipo original era una ilustración en tonos cafés y de estilo amaderado que mostraba a una melusina (una nereida de doble cola)  topless, procedente de la mitología griega. Mientras que esta imagen funcionaba en la década de los 70 en el noroeste estadounidense, un icono semidesnudo probablemente no iba a conseguir buenos resultados en el resto de Estados Unidos, de una mentalidad más conservadora.

Por eso, en los últimos años el logotipo verde, blanco y negro se ha modernizado y el pecho de la sirena fue cubierto. Esta versión se ha utilizado desde 1992 y es mucho más moderna. No obstante, ésta sigue teniendo cambios y actualmente (a partir de 2011) se muestra un close-up de este personaje.  


En poco más de una década, Google ha pasado de ser una firma dedicada específicamente a la búsqueda Web a una marca global de mayor valor que grandes trasnacionales como Disney, McDonald’s y Coca-Cola.

Aunque actualmente es difícil imaginarlo, a finales de la década de 1990 Yahoo! era el gran jugador en este espacio. La compañía que hoy avanza con gran dificultad tenía en esos años una posición tan dominante que podía permitirse el lujo de dejar el algoritmo de Google como una especie de backup (respaldo) cuando el motor de búsqueda de Yahoo! no entregaba resultados inmediatos a los usuarios.  


Por ello, no es de sorprenderse que la versión original del logotipo de Google fuera casi una copia del de Yahoo!. Para entenderlo sólo basta ver el signo de exclamación que ostentaba. El logo actual fue diseñado por Kedar Ruth y se basa en la tipografía Catull, la cual es más estilizada y delgada que la usada inicialmente. 

  

 Nokia fue fundada inicialmente en 1865 como una fábrica de pulpa de madera para la producción de papel en el sur de Finlandia. En 1868, abrió una segunda fábrica en el río Nokianvirta, de donde toma su nombre la empresa. Después de muchos años, la fábrica se fusionó con otra firma filandesa de caucho con la que más tarde compró una empresa de cables para redes telegráficas y telefónicas. Poco a poco, Nokia fue evolucionando hasta convertirse en una de las compañías de telecomunicaciones más importantes del mundo. 


Dado que la compañía tenía un origen acuático, no es de sorprenderse que en 1996 los ejecutivos eligieran la imagen de un pez para decorar su logo. Sin embargo, personas pertenecientes a Nokia que tenían una mentalidad más abierta y comercial decidieron reemplazar el logotipo de la cabeza de pez por una opción mucho más propia para una empresa global de tecnología.  

Compartir con sus amigos: