Un juez de EE UU decide si bloquea los pagos de deuda argentina en el país

Un juez de EE UU decide si bloquea los pagos de deuda argentina en el país

23 septiembre 2014, 08:15
News
0
42

La crisis de deuda de Argentina puede agravarse el próximo día 30. Desde julio pasado, el país sudamericano no puede abonar a los acreedores con títulos públicos bajo legislación de EE UU y Reino Unido por un fallo definitivo de la justicia estadounidense. Pero la falta de cobro puede extenderse a los bonos con jurisdicción argentina. Depende de lo que decida esta semana o el próximo lunes el juez de Nueva York Thomas Griesa.

El pasado 30 de julio, cuando Argentina debía abonar los intereses de un título llamado ‘Discount’ (descuento), Griesa prohibió que el agente fiduciario para la deuda en Nueva York y Londres, The Bank of New York Mellon, girara el dinero a los acreedores, pero permitió por única vez que el encargado de distribuir los fondos en Argentina, Citigroup, lo hiciera. Ahora que el próximo día 30 vencen intereses de otro bono, el Par, el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y Citigroup habían apelado a un tribunal de segunda instancia de Nueva York para que se mantuvieran liberados estos pagos en territorio argentino, pero los magistrados devolvieron el pasado viernes el caso a Griesa. Fernández repite siempre que este juez de 84 años ha sido parcial a favor de los ‘fondos buitre’, los inversores que rechazaron la reestructuración de deuda de 2005 y 2010 y que han conseguido el bloqueo en julio de los pagos del pasivo refinanciado hasta que se les abone a ellos.

El pasado jueves, ante el tribunal de apelaciones, la abogada de Citigroup, Karen Wagner, prometió obedecer lo que decidiera la justicia norteamericana sobre el próximo pago, pero advirtió: “Y si obedecemos tenemos una pistola apuntando a nuestra cabeza y probablemente la pistola será disparada”. Wagner se refería a la posibilidad de que las autoridades de Argentina le quiten al banco estadounidense la licencia para operar en este país, como ya hizo con The Bank of New York Mellon por haber acatado en julio el bloqueo judicial. Claro que The Bank of New York Mellon solo atiende una oficina de banca mayorista en Buenos Aires, mientras que la filial Citibank es el noveno banco de Argentina por patrimonio neto y cuenta con 71 sucursales y 2.787 empleados. Pero el argumento de Citigroup ante el tribunal no convenció. Una magistrada, Reena Raggi, le contestó: “Su cliente (Argentina) es básicamente la entidad o la persona que tiene la pistola contra la cabeza de Citi”.

Al ministro de Economía argentino, Axel Kicillof, tampoco le gustó el argumento del banco y este lunes lo hizo saber por Radio del Plata: "Escuché esa frase sobre que Citi tiene una pistola en la cabeza, pero es mentira, no tiene ninguna pistola, tiene a la ley argentina en la cabeza. El juez Griesa le ha puesto un grillete al Citibank y le impide cumplir con sus contratos en otro país. El contrato de Argentina no es con Citi de Nueva York sino con Citi de la Argentina. Es un banco argentino, que está aprobado por el Banco Central y se somete a la legislación argentina. Si no le paga a los bonistas, estaría incumpliendo las leyes argentinas. Hay una serie de hay una serie de regulaciones que incluyen diferentes tipos de penalidades”. Kicillof no ha especificado si el banco será expulsado del país.

Para evitar el bloqueo judicial al pago de deuda argentina en EE UU y Reino Unido, Argentina ha aprobado una ley por la que el próximo día 30 los acreedores pueden recibir el dinero del bono Par en territorio argentino, en la sociedad estatal Nación Fideicomisos, si así lo aceptan. Si no, pueden proponer otro sitio de pago seguro.

La tercera economía latinoamericana cumplirá también el 30 dos meses en crisis de deuda. Si bien atraviesa una ‘estanflación’ (estancamiento o recesión y una inflación de entre el 30% y el 40%, según quién la mida) y el peso se ha devaluado en los mercados paralelos al oficial, los títulos en suspensión de pagos han recortado a la mitad sus pérdidas iniciales y la prima de riesgo baja 13,4%, a 699 puntos básicos, en lo que va de septiembre, una muestra de la esperanza de algunos inversores de que en 2015, cuando Argentina ya se libre de impedimentos legales para negociar con los ‘buitres’, se solucione la crisis de deuda.

Compartir con sus amigos: