Grecia propone intercambiar deuda por bonos ligados al crecimiento

Grecia propone intercambiar deuda por bonos ligados al crecimiento

3 febrero 2015, 14:02
News
0
43

El Gobierno griego propone intercambiar su deuda exterior por un nuevo tipo de bonos ligados al crecimiento, según el plan expuesto al diario "Financial Times" por el ministro griego de Finanzas, Yannis Varufakis.

Este plan, según lo expuesto por el ministro griego, se basa también en un permanente superávit presupuestario y en la lucha contra la evasión fiscal.

Varufakis dijo al "Financial Times" que el Gobierno griego no va a pedir una quita de la deuda del país, que asciende a 315.000 millones de euros, sino que va a proponer una fórmula para reducirla, a través de dos tipos de nuevos bonos.

El primer tipo sería un bono indexado al crecimiento económico nominal, que reemplazaría a los préstamos de rescate europeos; y el segundo tipo sería un denominado "bono perpetuo", que reemplazaría a los bonos griegos en manos del Banco Central Europeo (BCE).

Varufakis dijo que el gobierno griego mantiene sus objetivos de superávit primario presupuestario -sin contar el pago de los intereses de la deuda- del 1 o del 1,5% del PIB, incluso si eso supone que su gobierno no pueda completar las promesas de gasto realizadas durante la campaña electoral.

Según el ministro, su propuesta de bonos evitaría términos como el "recorte de deuda", inaceptable políticamente en Alemania y otros países y que sería visto como una "pérdida" por los prestamistas.

"Lo que le decimos a nuestros socios es que queremos combinar un superávit presupuestario primario y nuestra agenda de reformas", dijo Varufakis.

"Ayúdennos a reformar nuestro país, pero con espacio fiscal para hacerlo", postuló el ministro. "De lo contrario continuaremos ahogando a los griegos y construiremos una Grecia deformada, más que una Grecia reformada".

Varufakis dijo que para calmar a los mercados y dar seguridad a los inversores sobre la situación de Grecia en la Eurozona, los líderes políticos europeos y el BCE deberían emitir un comunicado que dejara claro que están dispuestos "a sentarse a la mesa y a encontrar soluciones", y no hablar del riesgo de ruptura.

Compartir con sus amigos: