La banca española pide al BCE el máximo posible

La banca española pide al BCE el máximo posible

11 diciembre 2014, 16:32
News
0
77

Los bancos de España han pedido 20.982 millones de euros en la segunda subasta de liquidez del Banco Central Europeo (BCE) dirigida a incentivar el crédito al consumo y la financiación a las Pymes, conocida como TLTRO. 

Con esta cantidad, que se suma a los 14.747 millones de euros solicitados en la primera subasta, el pasado septiembre, los grandes organismos financieros españolas han hecho uso de la máxima cantidad disponible en este programa. En total, 35.729 millones de euros.

El importe solicitado por los bancos españoles supone un 16% de los 212.440 millones adjudicados por el BCE al conjunto de entidades de la Eurozona. El programa ha resultado un éxito en España, puesto que los bancos han recurrido a la máxima liquidez que podía prestar el Eurobanco, pero no en el resto de países. En el conjunto de la zona euro, el importe total solicitado es casi la mitad de los 398.000 millones de euros disponibles.

De algún modo este desigual resultado evidencia las diferentes tendencias del crédito en los países del euro y pone de manifiesto un error de cálculo por parte de la institución con sede en Fráncfort para diseñar medidas excepcionales que ayuden a reactivar el crédito en la economía real. En la subasta de hoy - en la que se han adjudicado 129.840 millones de euros - 306 entidades de la Eurozona han acudido a la ventanilla de liquidez. Son 51 más que en la primera operación, donde el BCE adjudicó 82.600 millones de euros.

Todas las entidades españolas han pedido el máximo posible, es decir, hasta un 7% del crédito concedido por cada entidad al sector privado y excluyendo los préstamos hipotecarios. Sabadell es la entidad que más dinero ha pedido - 5.500 millones - haciendo uso de toda la liquidez posible ya que no acudió a la primera subasta.

El banco Santander ha obtenido 4.600 millones; CaixaBank, 3.868 millones; Popular, 2.847; BBVA, 2.600; Bankinter, que tampoco acudió a la primera subasta, ha pedido 1.516 millones; y Bankia 51, lo único que le quedaba disponible dado que en la primera operación agotó prácticamente el máximo de liquidez que podía solicitar.

Algunos fuentes financieras explican que no todo el crédito pedido a través de esta operación se ha traducido en préstamos al consumo y a pymes. Pese a la demanda de crédito en España en estos dos segmentos está creciendo significativamente, no es lo suficiente para absorber el total disponible en tan poco tiempo. Aún así los bancos españoles manifiestan su esperanza en que la actividad crediticia siga aumentando en los próximos meses y todo este montante llegue a la economía real.

En particular, hoy Bankia ha informado de que ha otorgado a las empresas españolas durante los últimos tres meses financiación por cerca de 1.000 millones de euros a través de su Préstamo Dinamización, vinculado a esta facilidad crediticia del BCE, que tiene como gran atractivo una rebaja media de un 30% de los tipos de interés aplicados.

Compartir con sus amigos: